En una jaula de cristal

Siempre he querido escribir un diario, pero con un afán voyeurista. A pesar de ser reservada creo que cuando hay un incendio es bueno echarle un gran chorro de agua, por eso escribo esto como letras arrojadas al viento desde una urna transparente.

viernes, 22 de octubre de 2010

Canción

Una vez alguien me cantó esta canción y me la grabó en un disco que aún guardo con cariño y nostalgia. En otra versión (en honor a la verdad) pero esta es la que más me gusta y la que siempre me hace acordar a él y solamente a él. Tengo esta canción grabada en la mente desde que la oi en el trailer de una película que no recuerdo ni cual es.
Una vez alguien me cantó esta canción y lo extraño. Ahora que ya no está en mi vida (si es que él alguna vez se sintió parte), ahora que ya no está esperando, la profecía se ha cumplido: él me ha olvidado y yo -que nunca tuve los huevos para quererlo- no lo voy a olvidar. Y quizá así sea mejor. Quizá yo nisiquiera tenga que despedirme sino solo resignarme a pensar en él -a pensar en ti- en tiempo pasado y simplemente recordar que tú eres mi historia bonita.
Te extraño, a veces te extraño, extraño lo que representabas para mí, lo que nunca tendré, lo que no quise tener, por eso es bueno que estés lejos, así como el niño de las alas de cera no podía acercarse al sol, para mí siempre será infinitamente mejor que no estés aquí, para ti será infinitamente mejor, sobretodo.
Te quiero chico, que seas muy feliz... aunque no sea conmigo.

1 Comentarios:

A la/s 22/10/10 3:26 p.m., Blogger Julian dijo...

Me vas a hacer llorar Sandra. :( Mejor si dices "si lo tendré" y "será mucho mejor", y "ahora estoy lista para disfrutarlo". ¿Y si está a la vuelta de la esquina? :P

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal