En una jaula de cristal

Siempre he querido escribir un diario, pero con un afán voyeurista. A pesar de ser reservada creo que cuando hay un incendio es bueno echarle un gran chorro de agua, por eso escribo esto como letras arrojadas al viento desde una urna transparente.

martes, 17 de agosto de 2010

De la ausencia y de ti

Hoy vi a un chico que me hizo acordar a ti, lo vi en una actividad de mi trabajo, pensé que quizá podrías ser tú. Que esta seria una feliz coincidencia. Pero no eras tú. De ti ya no recibo señales de humo. Tampoco del universo. Empecé a pensar porque siempre, de alguna manera, en momentos caóticos de mi vida, se me ocurre volver a ti. Creo que no sería un error decir que tú vuelves a mi. A mi cabeza, a mis pensamientos, a mis recuerdos, a mis "si hubiera". Pero entonces pienso que tengo que dejar atrás esa absurda manía de acordarme de ti, y de permitir que muchas cosas a mi alrededor te regresen a mi.
Entonces llego a la conclusión que te busco porque eres el único chico que me ha tratado bien, osea no es que todos me hayan tratado mal, pero yo me entiendo: tú eres el único que me ha tratado bien. Tú eres el único chico que es un poco yo (aunque yo ahora sea una persona horrible y tu hayas evolucionado como un super pokemón). Sé que ya  no piensas en mi. Sé que ya no te intereso, ¿por qué habría de hacerlo? Han pasado tantos años, han pasado tantas cosas para mi y para ti. Pero yo soy así... soy una boba, y no puedo con mis historias románticas. Solo sé que si te viera ahora no podría dejar de darte un beso (como los de antes), ni un abrazo (de los buenos), y te pediría que te quedes (un momento aunque sea), te invitaría a tomar un chocolate caliente, una torta "de la abuela", y jugar (sin jugar de verdad) a que nosotros los de antes somos los mismos.
Sé que no debería decir ni escribir esto. Sé que debería resignarme solamente a que pensar en ti sea un ejercicio mental, pero soy una maldita egoísta y no puedo. Adémás, si me lees, si alguna vez me lees me parece justo que sepas que de vez en cuando hay una chica que piensa en ti.

4 Comentarios:

A la/s 19/8/10 11:23 a.m., Anonymous bren dijo...

Hola,es bueno escribir dejando todo lo que sentimos en letras convertidas en sentimientos ,me gusta tu blog ,te dejo el mio haber si un dia lo visitas,gracias

http://ytalveznotengamosmasnoches.blogspot.com/

 
A la/s 19/8/10 12:55 p.m., Blogger Sandra Texeira dijo...

Sip, Bren, es verdad. Muy paja tu blog, ahora lo comento.

 
A la/s 21/8/10 1:03 p.m., Blogger Raquel Esquives dijo...

Desde una alma que alguna vez sintió lo mismo que tu ahora, te cuento un secreto.
Todos nosotros y nuestras relaciones son espejos de lo que llevamos dentro.
El chico bueno contigo te hacía feliz, entonces preguntate: Porqué no soportaste la felicidad?, si los chicos malos llegan a ti, cuestionate: Porqué les abres la puerta?
La respuesta esta dentro de ti, lo que te hace abrir y cerrar puertas a tu felicidad está en tu interior, los otros son sólo un espejo hablando y contandote la ruta hacia la felicidad, buenos y malos son solo maestros en nuestro camino a la sabiduría.
Sólo encuentra el problema y eliminalo desde tu corazón, permitete reir y ser feliz tanto o más que con el chico bueno, talvez la próxima vez tenga otra cara, eso no importa, lo importante es que tu seas feliz.
Te deseo lo mejor y te mando mis mejores deseos de bienestar y felicidad.

 
A la/s 23/8/10 4:45 p.m., Blogger Sandra Texeira dijo...

gracias, raquel, pondré en prácticva tus consejos, de hecho me van a ayudar muchoooo, un abrazo!

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal