En una jaula de cristal

Siempre he querido escribir un diario, pero con un afán voyeurista. A pesar de ser reservada creo que cuando hay un incendio es bueno echarle un gran chorro de agua, por eso escribo esto como letras arrojadas al viento desde una urna transparente.

lunes, 6 de septiembre de 2010

Siempre que la vida nos encuentra de nuevo...

  • Yo estoy en una relación complicada.
  • Me faltan huevos para irme.
  • No me atrevo a llevarte a mi cama.
  • Arrugo y salgo corriendo.
  • Tengo ganas de escapar.
  • Aflora mi espíritu lúdico.
  • Recuerdo todo lo que sentía por ti (y todo lo que debería haber sentido).
  • Tengo la sensación de que siempre me comporto contigo como una idiota.
  • No dejo de pensar que hubiera sido si...
  • Imagino si es que nosotros aquél día o aquella noche o esa tarde en el parque...
Siempre que la vida nos encuentra de nuevo yo tengo la sensación de que tú eres ahora un poco diferente (y eso está bien), no podría ser de otra manera. Pero cuando te veo me doy cuenta que por un momento sigues siendo mi mismo chico azul. Y yo aún después de algunas elecciones presidenciales sigo siendo la misma y estando en el mismo punto de mi vida. Tuviste razón al alejarte de mí. Contigo siento que soy un poco tóxica, mala, retorcida y jugadora (no de pendeja sino de jugadora de poker, de las que engañan sin engañar). Hiciste bien en alejarte de mí.

Después de todo, si me ves podrías reírte un poco de mi. Tú estás lindo y estás bien. Y yo sigo aquí exactamente igual que hace 10 años y una parte de mí sabe que se lo merece.

3 Comentarios:

A la/s 12/9/10 6:31 p.m., Blogger Antonio Moretti dijo...

por qué pasan esas cosas? por qué a veces se nos empuja a solo ser espectadores de momentoes que deseamos y no tomamos la decisión de tornarnos balas y lanzarnos?
en todo caso... me gusta pensar que tampoco es que haya estado sentado esperando a que un rayo me parta y estoy seguro de que tú tampoco

 
A la/s 12/9/10 6:31 p.m., Blogger Antonio Moretti dijo...

por qué pasan esas cosas? por qué a veces se nos empuja a solo ser espectadores de momentoes que deseamos y no tomamos la decisión de tornarnos balas y lanzarnos?
en todo caso... me gusta pensar que tampoco es que haya estado sentado esperando a que un rayo me parta y estoy seguro de que tú tampoco

 
A la/s 14/9/10 11:30 a.m., Blogger Sandra Texeira dijo...

siento decepcionarte ahora sí ando esperando a ver si un rayo me parte, por lo demás me limito a esquivarlo si pasa, no sé, ando en mi tiempo de cero proactividad, espero que a ti te este yendo muchísimooooo mejor, un abrazo grande!

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal