En una jaula de cristal

Siempre he querido escribir un diario, pero con un afán voyeurista. A pesar de ser reservada creo que cuando hay un incendio es bueno echarle un gran chorro de agua, por eso escribo esto como letras arrojadas al viento desde una urna transparente.

jueves, 11 de enero de 2007

Nuestros finales de novela (a ver si por lo menos llegamos a una brasilera)

Para Will:
"porque alguna vez tuvimos 16 años y porque los amores que matan nunca mueren"

Para el favorito de mi mamá:
"no hay nostalgia peor que añorar lo que nunca jamás sucedió "

Para el Sr. Borges:
"tú no eres la chica perfecta / la que ayer me conquistó / estás hecha de un metal que no tiene ya valor (mira como me rio... jajaja)"

Para el profe:
"aquella vez te di la última manzana y ya suelta a Manrique, grandote, que todo tiempo pasado no fue mejor"

Para el más charming y azul de la novela:
"muchos años después frente al pelotón de fusilamiento Sandra habría de recordar aquella noche remota en que conoció a un chico en un pueblo con mar una noche después de un concierto"

Para el chico del cuaderno rojo:
"siempre nos quedará la calle San Francisco"

Para mi novio:
"-¿hasta cuándo crees que podemos seguir en este ir y venir del carajo? -le preguntó.
Sandra tenía la respuesta preparada desde hacía siete años, tres meses y once días con sus noches // -toda la vida -dijo"

7 Comentarios:

A la/s 12/1/07 8:09 a.m., Blogger Max dijo...

Sobre la última, es decir ese paradójico final para tu novio, con el que terminas sin terminar nada, y sin comenzar tampoco. Cómo ya te dije demasiadas veces lo que te dije y que no pienso repetir (que te busques novio nuevo, a eso me refiero y no me hagas repetirlo, porque deberías buscarte novio nuevo), te propongo un final ad hocy a la vez alternativo:

“-¿hasta cuándo crees que podemos seguir en este ir y venir del carajo? -le preguntó.

Sandra tenía la respuesta preparada desde hacía siete años, tres meses y once días con sus noches // -NEEEEEEEXT -dijo"

 
A la/s 12/1/07 11:04 a.m., Blogger Martín Zúñiga dijo...

No se si escuchaste aquella canción -y tod sin mala onda- de Radio Futura: Veneno en la Piel.

 
A la/s 12/1/07 12:26 p.m., Blogger Sandra Texeira dijo...

linda canción, Martín, thanks
interesante final, Max, pero ya tengo preparado mi viaje en barco hace tiempo y de esa embarcación no me bajo :)

 
A la/s 13/1/07 11:36 a.m., Blogger Clueless dijo...

Sandra, estoy más que segura que tú sabes bien qué barcos tomar y los puertos tanto de partida como de llegada, no dudo que tendrás un lindo viaje. Eso sí, no es recomendable tomar cruceros tipo Titanic, porque ya sabemos cómo acaban (el glamour a veces no basta). Gracias por los comments, un besito

 
A la/s 13/1/07 2:53 p.m., Blogger Hôichi dijo...

Está bien que las personas te recuerden cosas y viceversa. Creo que a todos nos pasa. Pero otra cuestión es como son las personas, en mi caso cada vez espero menos del individuo. Y hay muy poco gente que te responda, y no sólo en los buenos momentos.

saludos

 
A la/s 2/2/07 1:10 p.m., Blogger Diana dijo...

El amor es cuestión de olor y como sentido que es, es irracional. Confieso: soy adicta a su olor.
“-¿hasta cuándo crees que podemos seguir en este ir y venir del carajo? -le preguntó.

Diana tenía la respuesta preparada desde hacía siete años, tres meses y doce días con sus noches // -Toda la vida -dijo"

 
A la/s 1/5/07 5:01 p.m., Blogger Sandra Texeira dijo...

pucha, diana, somos una romanticas, que le vamso a hacer
kisses

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal