En una jaula de cristal

Siempre he querido escribir un diario, pero con un afán voyeurista. A pesar de ser reservada creo que cuando hay un incendio es bueno echarle un gran chorro de agua, por eso escribo esto como letras arrojadas al viento desde una urna transparente.

sábado, 18 de noviembre de 2006

Mi otra mitad

Lula se ha ido a buscar el amor, a recuperarlo para ser precisa. Lula ha ido a buscar la felicidad y a cogerla con sus dos manos para no dejarla ir nunca. Ha tomado un avión que la llevará hasta uno de los aeropuertos más grandes del mundo y de allí correrá con su bolsito de mano a tomar un taxi al cual le indicará que la dejé a buen recaudo en la puerta del hombre que ama. Y si él no está se quedará sentada en las escaleras de esa casa (¿será casa o edificio el lugar donde vive el hombre que le ha robado el corazón a Lula?), bueno, el caso es que Lula se quedará sentada allí, afuera, esperando, con su bolsito de mano en el piso hasta que él llegue y cuando aparezca lo mirará a los ojos y le dará uno de esos besos de película. Me divierte imaginarla así, en ese trance, por lo menos me disipa la trsiteza de haberme quedado sin mi querida Lula. Ya no tendré a quien despertar en las noches ni a quien robarle su ropa ni con quien me confundan en al calle. Así yo habré perdido a mi otra mitad para que ella pueda ser feliz de veras y yo me quede aquí admirándola hasta el infinito por ser capaz de hacer lo que yo nunca puedo…
Lula tiene la misma edad que yo, solo que ella nació unos minutos antes y eso siempre me lo ha sacado en cara. Tener a una persona igual a ti en el mundo no siempre es una fiesta. Sobretodo cuando tienes un ego tan grande como el mío. Nunca ha sido fácil ser gemelas, menos cuando tienes 6 años y tu mamá insiste en vestir a las niñas iguales de pies a cabeza, menos cuando dos hermanas quieren el mismo vestido para el mismo quinceañero y ninguna quiere ceder; no es fácil cuando no necesitas verte a un espejo para ver tu imagen. Pero todo pasa… Y a pesar de todo eso o quizá por eso mismo Lula siempre ha sido mi otra mitad. Y he tratado de no ejercer mi habitual egoísmo y decirle vete en vez de no te vayas. Y no le he dicho: espérate que él llame o no tienes porque mudarte de país solo por un hombre. Sino que me he callado y le he dicho que escuche a su corazón, que su novio es un pan de Dios y que si debe sacrificarse que lo haga. Y ella entonces me habla de las dudas, de la soledad, del miedo a la felicidad y de que no se puede construir un castillo de naipes porque el viento lo tumba. Y yo le digo que la duda es una forma de amor, que dudas porque amas y tienes miedo porque es real. Y Lula ha hecho su bolsito de mano (No ha querido llevar maletas. Qué todo sea nuevo, me ha dicho) y se ha ido dispuesta a gritarle al mundo que su amor, es puro, perfecto y bueno y que ahora es tiempo de soltar las alas, de buscar otra casa, de dejarme a mi un poco, también y de luchar por su felicidad como nunca ha luchado por nada. Y yo no he podido más que alentarla y llevarla al aeropuerto y decir adiós mientras ella se metía a la sala de embarque con la sonrisa más grande del mundo. Y yo no pude más que decir: qué carajo, la vida es así. Espero que Lula sea feliz.

21 Comentarios:

A la/s 19/11/06 12:08 p.m., Blogger Max dijo...

Qué raro tener otra mitad. Suena rarísimo para mí, porque yo no tengo otra mitad. Yo soy esto, completo de incompletud, como la felicidad que no es idéntica a sí misma. Además, las mitades tienen esa manía de buscar sus otras mitades (tu mitad, Lula, busca su “mitad,” es decir su novio y la felicidad que ese viaje promete) lo cual hace que inmediatamente, por virtud de las matemáticas te conviertas en un cuarto. Y la cosa es que la felicidad a veces se encuentra en un cuarto, especialmente en un cuarto revuelto, ropa tirada por el piso, sábanas enredadas, un par de copas por ahí, un cenicero lleno de cenizas varias. Pero para que la felicidad inunde el cuarto, especialmente este cuarto de hora que no pasa porque sólo faltan quince minutos para poder encontrarte con esa persona que no es tu mitad, pero con la que encajas por virtud del deseo y de la fantasía que te dice que sí, que en verdad sí (en un coro de síes hermoso), es mejor aceptar que tal vez uno no es uno. Tal vez uno es ese rizomático N -1, y en verdad uno no hace ese viaje desde el aeropuerto (ni en una trayectoria que sea una), porque sabes, mi pasaporte ya no me sirve de nada, porque es mi documento de identidad y yo ya no soy yo.
Besos

 
A la/s 20/11/06 3:41 p.m., Anonymous Anónimo dijo...

lula..lindo nombre,asexuado, coqueta,hasta de presidente...je

 
A la/s 23/11/06 3:15 p.m., Anonymous Anónimo dijo...

Lula, xxxx, vete...para mi, piezas de un divertido rompecabezas...


pucha ya estoy como en mente brillante, descifrando codigo donde no hay...:P

saludos... mariop

 
A la/s 24/11/06 1:21 p.m., Anonymous Anónimo dijo...

de que hablas broder! no ves que no tiene otras cosas que hacer, que probablemente veia douggie houser o como se escriba, y que simplemente en la vida real- a diferencia de lo que se podria inferir de aca- es una niña consentida y caprichosa!!!!

 
A la/s 24/11/06 3:31 p.m., Blogger Max dijo...

"La vida real." Vaya, parece que sí hay una cantidad de gente que lee bajo el paradigma de la “verdad.” Y pensar que después me preguntan por qué creo que Platón es una marca de heméticos…

 
A la/s 24/11/06 4:41 p.m., Blogger Sandra Texeira dijo...

si, querido y a mucha honrra
hugs and kisses!!!!

 
A la/s 24/11/06 7:37 p.m., Blogger Max dijo...

Darling, quisiera saber, ¿eres MUY consentida y MUY caprichosa? Espero que seas insufriblemente engreída porque las niñas buenas y comprensivas y tolerantes y que hacen cosas nobles por los demás, esas son aburridísimas (como sus contrapartes masculinas). Las erecciones sumadas a las buenas acciones no dan como resultado un buen polvo. Kisses.

 
A la/s 24/11/06 9:16 p.m., Anonymous Anónimo dijo...

o simplemente gente que se cansa de alabar tanto y que se resuelve a fregar un poquito, tan malo puede ser...

 
A la/s 24/11/06 9:16 p.m., Anonymous Anónimo dijo...

y bueno je, acaso un buen polvo no es una buena accion...jejeje

 
A la/s 24/11/06 9:31 p.m., Blogger Max dijo...

Interesante acotación. Diría, no obstante, que si no tiene una cuota de perversidad taaaaaaaaan bueno no puede ser. A menos que pensemos que es una buena acción, pero egocéntrica. El problema la tiene la palabra “bueno” que me deja este regusto a catecismo en la boca. Y prefiero el regusto a sexo. Sabe mejor.

 
A la/s 25/11/06 10:08 a.m., Anonymous Anónimo dijo...

ya que siempre pones enfasis en el sexo, acaso esa cuota de perversidad, sumada al, egocentrismo, y a las buenas acciones, no podrian dar como resultado un super mega polvazo?? :p ... ;)

 
A la/s 25/11/06 10:09 a.m., Anonymous Anónimo dijo...

me olvide de sumar las malas acciones tb... ;)

 
A la/s 25/11/06 10:11 a.m., Anonymous Anónimo dijo...

que son muy ricas ... ;)

 
A la/s 25/11/06 2:29 p.m., Blogger Max dijo...

El problema es que las buenas acciones, como son dignas de las estampitas le quitan perversidad al asunto, que acaso sea más propio del porno que de otra cosa (no necesariamente, pero sin duda no de las estampitas). Las malas acciones son las mejores. Esas no se suman, porque se potencian, siempre se potencian: a la N -1, por supuesto.

 
A la/s 25/11/06 3:58 p.m., Blogger Sandra Texeira dijo...

para que digo que no si sí, soy engreida y consentida y a mucha honrra... pero tb tengo mis buenas acciones... xuxa soy un ying-yang!!!

 
A la/s 25/11/06 4:21 p.m., Blogger Mari dijo...

Lula sigue a su niña interna s}Sandra....
Lula es sabia...
y tú muy valiente por dejarla ir

besos complices

 
A la/s 25/11/06 5:17 p.m., Blogger Sandra Texeira dijo...

muchas gracias, mari
es algo muy lindo lo que dices
me reconforta
un abrazo a la distancia

 
A la/s 26/11/06 1:19 p.m., Anonymous Anónimo dijo...

perdon sandra, soy el peor!

 
A la/s 26/11/06 1:22 p.m., Anonymous Anónimo dijo...

un adefesio

 
A la/s 26/11/06 1:54 p.m., Anonymous Anónimo dijo...

bueno ji, eso de arribita es un nuevo juego venido de budapest, sirve pa despistar y ganas cuando los delfines de tu equipo en contra joroschan con todo...

 
A la/s 28/11/06 10:42 a.m., Anonymous Almendra dijo...

¡CHU-CHUIQUITIPI-PUM-PUM, CHU-CHUIQUITIPI-PUM-PUM!

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal