En una jaula de cristal

Siempre he querido escribir un diario, pero con un afán voyeurista. A pesar de ser reservada creo que cuando hay un incendio es bueno echarle un gran chorro de agua, por eso escribo esto como letras arrojadas al viento desde una urna transparente.

miércoles, 8 de noviembre de 2006

Pain killers

¿Qué cosa es lo verdaderamente importante en la vida: la familia, la pareja, el éxito, el dinero? O todas las anteriores. Yo pensaba que mi vida iba muy bien porque había viajado a muchos sitios lindos y había conseguido un relativo éxito a mi edad. Pensaba que tener un buen trabajo, un buen sueldo y un novio lindo era lo mejor del mundo. Pensaba en ese poema, en el cual a la mujer sincera se le respeta (¡Tenemos que admirarte, badulaque!... ). En realidad no sé cual de estas cosas será más importante. No sé si haber conseguido una de esas cosas o todas te hagan feliz. El éxito es un concepto tan relativo…
Después de haber recibido varios comentarios de mis amigos mencionados y no mencionados en el post anterior solo he podido sentirme más triste, más nostálgica porque es verdad que el mundo nos ha ganado un poco el terreno. Me he puesto a leer sus blogs y he visto que ellos viven existencias hermosas y felices y me apena ver que yo ya no estoy allí en las fotos de sus fiestas de cumpleaños, en sus post, en sus entradas y salidas. A veces quisiera encerrarme en esta jaulita de cristal y dejar todo estático y detener el tiempo en los momentos bellos y fáciles, en el tiempo en que había cero responsabilidades y no tenía que preocuparme por querer casarme, por mi deseo de tener hijos rápido, por conseguir dinero para comprar un departamento, por estar bien con mi novio, por sustentar la tesis de la maestría. A veces quisiera ser la Sandra de hace varios años, libre y despreocupada, la que pensaba que se podía vivir del amor, a la que no le importaba el dinero, la que creía que todos las personas eran católicas y todas las parejas casadas. Antes todo era tan fácil; tan fácil decirle a un chico que lo amaba, tan fácil decidir terminar con alguien, tan fácil darle una llamada por teléfono a algún amigo e irnos a comer como cerdos sin preocuparnos por las calorías. Ahora todo encierra un miedo secreto, un revolotear de mariposas en el estómago. Cada vez todo se pone más color de hormiga. No le digo a mi novio que lo amo hace tiempo porque el no me dice nada y a pesar de que estamos bastante grandecitos para hacernos los duros, andamos jugando a no sé que cosa. A veces es mejor no decir nada y siempre es mejor no ser la primera persona que diga las cosas. Mi novio es tan precioso pero tan poco romántico, tan poco detallista, tan corchito, a veces. Yo quisiera ser la primera Sandra; esa de hace 3 años, la que le escribía cartas (que él no contestaba), la que era un poco más esperanzada. Porque ahora él me ha quitado mi romance, él me ha hecho preocuparme por cosas más reales y verdaderas como el precio de los colegios primarios, las infecciones respiratorias más proclives en los niños, los beneficios de la educación laica. Y yo me pregunto, qué carajo hice yo con todo mi romance, con todo mi amor bienaventurado y bueno, con todas mis ganas de amar, así a lo grande y de poder gritarlo sin miedo. Qué hice yo cuando en nuestro primer aniversario él no me llevó a comer o cuando en mi último cumpleaños no me dio un regalo, porque para él esas son tonterías: él me ama o por lo menos así me lo insinúa (porque es demasiado macho para decirme que me ama de frente). Él no necesita ser un “dulce de miel a cada minuto para demostrármelo porque yo soy una persona inteligente y perceptiva”. Vaya que hoy día mi homesick peruana del Perú me tiene meditabunda, pero el problema es que a fuerza de tanto dar vueltas he perdido un poco mi casa. Qué es mi casa ahora: mi hermana, mis viejos, mi trabajo, mis clases, mi novio, mi tesis… ¿Qué es mi casa ahora? Mi casa es esta jaula de cristal con todas sus negras y blancas y ustedes son mis inquilinos, habitantes de estas palabras de colores diversos. Mi casa soy yo y todas mis circunstancias y también todos los ausentes, presentes y prófugos. Mi amor es un amor irracional.

12 Comentarios:

A la/s 8/11/06 3:39 p.m., Blogger Julián dijo...

Bueno, me has hecho introducirme dentro de mis recuerdos, y me haces recordar a Alexia, una amiga mía que hace unos años era todo eso que tú escribes. Ella era súper soñadora; yo tengo una videograbación nuestra haciendo asquerosidad y media dentro de un conjunto de departamentos y libres, saltando y corriendo por ahí, haciendo bromas, etc. Yo también era así, y eso que no han pasado muchos años. Por supuesto que JAMÁS pensé que un día me traumatizaría por la baja del dólar en 0.5 centavos, y resulta que la semana pasada ya estaba pasando por ese trauma.

Mi amiga era tan liberadora; bastaba una risa suya, un gemido suyo para que toda mi casa reconstituyera sus baterías.

- ¿Qué le estás haciendo a esa chica, Julián?

Alexia está ahí, en su casa, y yo no me he movido tampoco de mi puesto, aunque ella no sé por qué quiere creer eso.

Yo, lo que si sé bien, es que la vida cambia a las personas, y que es más saludable que sea asi: no ser igual todo el tiempo. Pero me asusta verla tan preocupada por un destino tan natural como lo es cambiar, envejecer.

A mí también me pone nervioso, pero bueno, qué se le va a hacer.

Quizá tú sientas cosas parecidas a las de ella, por eso te escribo. Es como si pudiera tener la oportunidad de decirle a ella estas cosas, y no puedo, porque la siento sufrir. Hace mucho tiempo que ya no sonríe, y hace poco tiempo se derrumbó sobre mi sillón.

Yo no pierdo las esperanzas, creo que para eso estamos los amigos; nosotras las PORDYs, con Alexia y otra gente más siempre estamos ahí, (con excepción de una que si es pródiga de a de veras, que utilizaba bucles horribles en su pasado), y nos cuidamos las espaldas... Pero en la medida que siento ese sufrimiento, también temo que ella misma se haga desaparecer, como viviendo un guión escrito por alguien más, casi obligatorio, pero absurdo. ¿Por qué?

Creo que he escrito demasiado, tú debes estar aburrida, pero creo que encontré en este espacio tuyo un respiro para esta meditación.

Un beso.

 
A la/s 8/11/06 4:17 p.m., Blogger Sandra Texeira dijo...

querido, eso es un pequeño gran dilema pero nada que no se cure con una salida al cine y una par de margaritas a ver si asi no se derrite tu friend. Y a mi, a ver quien me invita? Hugs and kisses :)

 
A la/s 8/11/06 6:56 p.m., Blogger Javier Arévalo dijo...

Tu novio, claro...
Oye, la lógica de tu blogs es tan curiosa, es como si fuera la china tudela pero en versión correctísima, es todo lo que yo no quisiera encontrarme en el camino. Pero a veces me digo, a lo mejor sí existe y todo eso que escribe es de verdad, que no es humor, sino que allí, al otro lado, hay una conciencia tipo de mujer, una sensibilidad y una mentalidad de verdad, diciendo todo eso porque realmente lo vive y lo cree, y le pasa ademàs y me espanto...
pero luego me digo: me espanto porque es una ficción y me reconcilio conmigo mismo... y contigo, claro...

 
A la/s 8/11/06 8:05 p.m., Anonymous Anónimo dijo...

hay mujer como decirte que acabas de describir tu y julian un dolor tan profundo q llevo dentro....no kiero pensar en la bajada del dolar, ni en como pagare mis deudas, ni como hare para pagar la luz, el cable, el agua, el telefono o el internet o xq el bueno para nada de mi brother no se digna a responder y ayudar a mi padre q ahora se encuentra solo y sumergido en una profunda tristeza?!..como decir q esa misma tristeza la siento yo multiplicada por el infinito mas uno....y el dolor se hace aun mas grande......tu tienes a tu novio poco romantico a tu lado... pero yo a mi novio bastante romantico pero q esta de viaje dejo de ser romantico y e ahi la pregunta xq la gente tiene q cambiar??? sera bueno, sera malo?? sera lo correcto o lo incorrecto?? pues solo puedo decir q yo tambien cambie... con la diferencia de q siempre pense en el futuro, pero en un futuro demasiado soñador y termine estampada contra el frio pavimento...pero eso mi querida sandra es crecer y es madurar y pues es cierto aun no se esbosa una sonrisa en mi rostro...pero se q pronto llegara esa sonrisa q me haga despertar y pues si no llega pronto soñare con sonreir y seguire intentando...es por eso q te digo sandra sonrie xq en las pequeñas cosas esta lo q buscas y pues cuando kieras... unas chelas querida amiga....un beso tqm
yop

 
A la/s 8/11/06 8:24 p.m., Blogger Max dijo...

Sweetheart: ¿Ni regalo ni cena? Wake up call! ¿Sabes?, conseguir otro novio es fácil. Sino consíguete un amante (uno proclive a pagar siempre la cuenta y a hacerte regalos espléndidos e incluso a escribir páginas de páginas para ti). Las ventajas comparativas son varias: revitalizas tu romanticismo y a la par adoptas un pragmatismo que haría las delicias del neo-liberal más vanguardistamente conservador (es decir, tienes los papeles en regla porque sigues con el “oficial”). No te engañes, no obstante, lo que tú estas buscando es un bonito “hamster” (žižekiano) que lo cubra todo con su pelo y sus carrillos llenos de lechuga (o mejor: ensalada de baby arúgula con queso de cabra, ya que estamos, sin olvidar una botella de algún Merlot decente), y que cubra especialmente a esa chica que ahora aparece cada vez que Sandra se para frente a un espejo.

Es una cuestión de perspectivas, supongo. Decir te amo es dificilísimamente fácil y facilísimamente difícil. Hacer una tesis es delicioso y vale repetir el plato. Una tesis también es una casa. Y un blog también. Una en la que uno siempre habita: I am home. Pero suena mejor en castellano: yo soy casa. Sí. Es una cuestión de perspectivas y lo genial sería mirar a esa idea de uno mismo del pasado (a veces idealizada: Manrique anyone?) y la idea de uno mismo en el presente y comértelas de un solo bocado, porque el deseo es el que es irracional y porque el Dasein es ese plato que está esperándote a la mesa y esta no es una cena romántica a luz de velas y a tu novio (o pareja o amante o lo que sea) no lo han invitado porque la invitación está sólo a tu nombre. ¿Cuál? El que te dé la gana tener. Kisses.

 
A la/s 9/11/06 10:11 a.m., Blogger Clueless dijo...

Sí Sandra, una tesis es una casa, un blog es una casa, tus amigos son una casa, incluso tu pareja también, pero sobre todo tú eres una casa, tu propia casa, esa es la que importa y lo saludable sería hacer fiesta en ella de vez en cuando y que tu lista de invitados incluya a todo el que te provoque para que no se llene de polvo. It's your party y tu eres la DJ, así que lo de tus margaritas y el cine suena bien también,
un besote
pd (también te puedo linkear?)

 
A la/s 10/11/06 1:11 p.m., Blogger Julián dijo...

¡D-I-O-S!

¡NO HABLEN DE TESIS QUE NO HE HECHO LA MÍA Y NO TENGO NINGUNA GANA DE HACERLA, PERA SEGUIR LLORANDO CON LOS PINCELITOS EN LA MANO COMO LA VEZ PASADA!

 
A la/s 10/11/06 11:18 p.m., Blogger Sandra Texeira dijo...

Hola clueless, gracias por la visita,esta paja tu blog te linkeare tb. Besos!!!

 
A la/s 11/11/06 2:07 p.m., Blogger EL NOCTÁMBULO dijo...

la verdad, te convendría una salida a algún pueblo joven o conversar con algún niño que vende caramelos por la calle, para que te des cuenta que eres una mujer con todas las posibilidades de ser feliz

por lo pronto, si quieres compartir una escena de felicidad, no estaría de más que me ayudes con unos pañales para mi heredero Joakín

a ver si visitas mi blog y me respondes allí, ok?

un kiss

 
A la/s 15/11/06 12:28 a.m., Blogger Eternity dijo...

el exito es sentirse bien todo el tiempo.

 
A la/s 25/11/06 4:19 p.m., Blogger Mari dijo...

ay sandra...
jamás de los jamaces pierdas a esa niña que habita en tí, por nadie ni nada de este mundo. Esa es tu escencia en la que habitas tú y tu hermoso amor irracional

 
A la/s 9/12/06 8:21 a.m., Blogger Juan Cosaco dijo...

Cuando nos metemos en la aventura de la pareja, está claro que perdemos cosas y ganamos otras; la realidad no está reñida con el amor o los detalles. De hecho, no hay mayor realidad que las pequeñas cosas que hacemos por amor.
Salud!

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal