En una jaula de cristal

Siempre he querido escribir un diario, pero con un afán voyeurista. A pesar de ser reservada creo que cuando hay un incendio es bueno echarle un gran chorro de agua, por eso escribo esto como letras arrojadas al viento desde una urna transparente.

martes, 27 de diciembre de 2011

Mi saldo navideño / ¡Bienvenido 2012!

  • Dos kilos de más, seguramente
  • Muchos chocolates comidos (menos que todos los chocolates regalados)
  • Dos carteras LV (una grandota y negra, otra blanca y mediana), las dos hermosas
  • Una cartera acharolada negra (no tenía), y hasta me vino con su cadena, bien rocker
  • Una cartera ploma (linda, estoy buscando con que combinarla)
  • Un vestido rojo y blanco de rayas, navy, que me autorregalé, lo amé!!!
  • Un par de zapatos oxford con taco blanco y negro (me lo autorregalé)
  • 2 pares de sandalias: rojas y nude (gracias papás!)
  • Un mouse inalámbrico (¿aprenderé a usarlo? soy negada para la tecnología)
  • Un monederito animal print (me fascinó)
  • Un chal negro (lindo, elegante!)
  • Una reproducción de la lata de sopa campbell que llegó directamente desde el MOMA (uno de los mejores regalos del mundo!!!)
  • Perfumes riquísimos: Tous, Flower, Nina, entre otros.
  • Aretes de plata con huayruros (tan delicados y lindis!)
  • Una pulsera color block de Do It (no tenía ese color celeste, y menos combinado con dorado!)
  • Una lectura de tarot de una hora para mi solita
  • Un termo con mi matecito, una almohada y varios libros (no hay regalo más bonito que el que te dice: "lo compré pensando en ti")
  • Una agenda de Renzo Costa (bien color block), que ya he llenado de cumpleaños, datos y primeros compromisos para el próximo año
Teniéndolo así en perspectiva parece que he tenido muchos regalos hermosos y fashion...!!!!!

Esta ha sido una Navidad bonita, aunque me he dormido temprano producto de mis bronquios resfriados. Yo he comprado regalos a todos tb, pequeños y significativos, porque tuve un gran regalo para mis papás (ya me tocaba hacer un regalo hermoso y caro y grande y que dure por miles y miles de años), pero he podido comprar cosas lindas y que creo que les han gustado a todas las personas a las que les regalé.

Me enamoré de:
  • Unos llaveritos de Papá Noel (qué pena que no había para mi)
  • Un nacimiento al estilo arequipeño (el niño era gordito y San José tenía bigote)
  • Una cartera naranja (enorme y con tachas)
  • Los chocolates que regalé, que estaban deliciosos
  • Las galletas de gengibre de mi mamá que lleve a mi suegra
  • La torre de cubitos para una bebé preciosa
Y ahora para Año Nuevo espero poder despedir el 2011 con mucha buena vibra, ya sin estar enferma, rodeada de las personas que quiero, comiendo cosas riquísimas (los banquetes acaban si o sí el 1 de enero sino corro peligro) y con mucho amor. Es lo mismo que deseo para Uds. (y en cantidades industriales). ¡Bienvenido 2012!

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal