En una jaula de cristal

Siempre he querido escribir un diario, pero con un afán voyeurista. A pesar de ser reservada creo que cuando hay un incendio es bueno echarle un gran chorro de agua, por eso escribo esto como letras arrojadas al viento desde una urna transparente.

martes, 6 de diciembre de 2011

Es hora de decir adiós...

Hace 7 o más años yo conocí a un chico, un chico lindo, un chico bueno, un chico de esos con los que sueñas, con sus más y sus menos, pero un chico lindo al fin (y definitivamente más lindo que el chico por el cual a mi se me estaba yendo el alma). Yo conocí a ese chico, tuve un affaire con él, y me lancé a mí misma -mientras se lo decía a él- una profecía: "Tú serás feliz, te olvidarás de mi, pero yo... nunca me olvidaré de ti". Han pasado 7 o más años y la profecía -como casi todo lo que yo digo- es cierta y está acá golpeándome a la cara cada vez que lo veo en el messenger, que lo encuentro en el Facebook, que leo sus estados. Que veo en todo lo que se ha convertido su vida desde lejos, muy lejos de mi. Y me doy cuenta cada vez -y con más fuerza- que él no es el mismo chico que estaba enamorado de mí. Que sus nicks ya no son para mí. Que sus correos ya no van a mi mail. Que las canciones ya no le hacen pensar en mi. Y en medio de eso estoy yo que 7 o más años después sigo escribiendo en el mismo blog, hablando de él de la misma manera, teniendo un novio con el que soy feliz pero siempre con la amenaza inminente de que algo la cagará. En medio de todo estoy yo que no me olvidé de él nunca, que trato de conectarme con él cuando amablemente me responde dos que tres cosas por la red. En medio de todo estoy yo que trato de hacer que él piense un poco en mí, que recuerde lo que fue el breve pero intenso tiempo de nuestro tiempo. Yo que 7 o más años después lo sueño, lo pienso, lo stalkeo, lo encuentro, lo busco y siempre me choco con una pared llamada presente. (Siempre me ha sido difícil aceptar en todo mi egocentrismo no perder de vista que la gente tiene una vida antes y después de mi, y este chico, mi chico lindo, mi prince charming, mi Manuel, tiene una vida antes y después de mi, en la cual yo soy o fui un hecho anecdótico que ya pasó).
Y yo en medio de todo eso, de ese ejercicio inútil de querer "ponerlo en situación" y hacer que alguna ceniza prenda una llama y que nosotros... algo, que en realidad será nada porque yo (aunque no parezca y no me lo crean) hace más de 4 años que soy una total y absoluta monógama. ¿Entonces qué? Mi chico lindo, mi prince charming, tiene una vida linda, donde se ve que es feliz y que encaja cual pieza de rompecabezas y yo... sigo siendo una chiquilla tonta, que juega a cosas que no podrá manejar, sigo estando un poco sola, teniendo el corazón un poco roto, amando con límites y aunque me he aligerado mucho, muchísimo, mi mayor energía -por momentos- sigue estando en pensar en todos los "y si..." de mi vida y en stalkear a los chicos lindos. Yo no he cambiado demasiado. Estoy más linda sí (creo que te gustaría verme) pero sigo siendo tonta, sigo dispuesta a perder la cabeza y creo que la perdería contigo. Así que este es el momento de decir adiós. De dejar de decirte hola cuando te vea (cuando nos crucemos en los caminos virtuales), de dejar de escribirte cosas que suenen a recuperar oportunidades perdidas, de dejar de hacer promesas indecentes que nisiquiera sé bien si cumpliré, de dejar de pretender que soy alguien para ti y dejarte vivir la existencia en paz. Yo ya escogí (tuve mi oportunidad y escogí). Tú también seguramente hiciste muchas elecciones en tu vida y espero que seas feliz con todas ellas, espero de verdad de corazón que seas feliz, feliz como los chicos lindos con tú se merecen. Adiós, mi prince charming, mi chico de las flores, de los dulces, de las canciones, mi última carta sin remitente, mi amor platónico de miles de días, mi pecado culposo. Chau, chico lindo, que te vaya "bien bonito", chau.

3 Comentarios:

A la/s 6/12/11 8:24 p.m., Blogger F dijo...

10 años después ►

http://www.youtube.com/watch?v=sTu90OsYYDo&feature=youtu.be

 
A la/s 6/12/11 9:12 p.m., Anonymous Sandrita dijo...

F eres cruel me mataste con esa canción (adoro a Calamaro!!! besos)

 
A la/s 12/12/11 1:28 a.m., Blogger Imberbe_Muchacho dijo...

es duro dejar ir, pero a golpes se aprende

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal