En una jaula de cristal

Siempre he querido escribir un diario, pero con un afán voyeurista. A pesar de ser reservada creo que cuando hay un incendio es bueno echarle un gran chorro de agua, por eso escribo esto como letras arrojadas al viento desde una urna transparente.

lunes, 13 de diciembre de 2010

Días de entrenamiento

Diciembre va a acabar y con él se ira uno de los años más extraños de mi vida. No podría decir que ha sido malo pero tampoco podría decirte que ha sido de los mejores.
Este año conocí la felicidad, la felicidad total, esa que te hace pensar que lo tienes todo en la vida. La tuve y la palpé aunque sea un momento y eso me da la certeza de saber que existe, pero también me trajo a la mente una antigua certeza: que la felicidad no es para mí.
Este ha sido un año de entrenamiento -como dice mi psicólogo-, de una preparación para empezar a ver el vaso medio lleno en vez de medio vacío. Y no ha sido fácil, ha sido muy duro. El trabajo, el novio pendejerete, la familia y los cambios, nunca me han gustado los cambios. Ha sido difícil tener que acostumbrarme a tantas cosas...
También ha sido un año de nuevos conocimientos, de pruebas. Antes tenía la certeza de que uno no se muere de amor, ahora tengo la certeza también de que puedo estar solo (y que oh, paradoja, nunca voy a estar sola). Si el año pasado fue un año para redescubrir a mi familia, este ha sido un año para descubrir a mi segunda familia: mis amigos, y darme cuenta que ellos me bastan y sobran para ser felices, que ellos hacen que todos mis días sean un poco mi cumpleaños, un poco Navidad, un poco el día de la mujer, un poco la maravilla.
El otro día hablaba con mi mamá sobre este año y ella se detuvo un momento -como quien evalua- sin saber decir si este había sido un año bueno para mí. Me miró y me dijo que este no había sido un año bueno, y yo le respondí que yo prefería verlo como "un año de crecimiento personal". Hace ya 24 meses que me repito que mi reto es crecer y creo que este año -aún si no tenía la intención de hacerlo- he tenido que crecer un poco a la fuerza.
He tenido que renunciar a muchas cosa, a ideas, a dogmas, a marcos. Me he tenido que probar a mi misma. Me he separado con dolor pero sin sentir que la vida se me iba, reacomodando mi espacio con naturalidad y hasta con belleza e ironía. Me he amistado con reticencia, con cólera, con dolor y ahora con una calma demasiado calmada que por momentos me aburre. Me he sentido tan tonta, tan absurda, tan estúpida. He querido correr, esconderme, salir al mundo, volverme una dictadora, jugar a ser mala, inventar teorías tontas. Al final he terminado donde debí haber estado hace mucho tiempo: buscando ayuda, y muchas cosas han salido de ese baúl con llave, cosas que nisiquiera sabía que existían, cosas que nisiquiera sabía si estaban mal.

1 Comentarios:

A la/s 15/12/10 12:30 p.m., Anonymous Tina dijo...

Estimadas todas:

Nadie nos dijo que ser mujer era asunto sencillo. A todas nos surgen dudas, podemos llegar a asustarnos y es válido ponernos a llorar…pero todas conocemos que nuestro verdadero final es sonreír, reír y alegrarnos de que somos mujeres.

A todas las queridas usuarias de Sólo entre Amigas, de Always y de Tampax debemos decirles que ustedes se encuentran en nuestros pensamientos, en nuestras memorias, en nuestro trabajo del día a día, así que está de más desearles una Feliz Navidad y un próspero Año Nuevo, ya que invariablemente tienen nuestros mejores deseos el año entero.

En realidad, este tiempo nos regala la oportunidad de meditar sobre el verdadero sentido de la vida, ya que al recorrer este viaje de la pubertad y adolescencia contigo, hemos podido llegar a la conclusión que lo más enriquecedor siempre es el compartir. Guardar para uno mismo los conocimientos, ideas o sentimientos es el método perfecto para dejarlos en el olvido.

Es por esto que las invito a compartir sus pensamientos, dudas e inquietudescon Sólo Entre Amigas, con la persona a quien tengan confianza o afecto; compartir un poco de su cariño con los demás no las hará más pobres, y probablemente las hará más felices. Compartir trucos, tips y todo aquello que facilite la vida de las otras, no hará tu vida más fácil, pero probablemente, después, habrá más gente dispuesta a compartir una pesada carga contigo.

Gracias a sus correos, a sus comentarios y preguntas hemos podido conocerlas, y hay muchas razones por las que admirarlas. Su tenacidad para perseguir sus objetivos, la manera tan ferviente con la que buscan ser mejores, el cuidado que le rinden a su cuerpo y la felicidad que les da llevar a buen puerto sus anhelos, como quiera que se vea, es simplemente increíble.

Sin embargo, es mucho más fácil emprender la batalla con las armas adecuadas, con el apoyo de expertos, con la información relevante, verdadera y necesaria que tú como mujer necesitas tener a la mano. El empeño y las ganas son suficientes para conseguir mucho, pero no para conseguirlo todo.

Muchas veces en Sólo Entre Amigas hemos pensado que encauzar de mejor forma tu femineidad, tu belleza, tu cuerpo, tus amistades y tus relaciones familiares, razonando y fundamentando tus sentimientos en pensamientos de aquello que cada una defiende y persigue. Este intercambio las hará en poco tiempo dignas representantes del mundo en el que se desenvuelven, y entonces no sólo escalarán, sino que literalmente llegarán al cielo.

Deseándoles lo mejor para el futuro y para el presente.
Sólo Entre Amigas.
https://www.soloentreamigas.cl/articulo.php?ID=422&Solo_entre_Amigas_te_desea_una_FELIZ_NAVIDAD

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal