En una jaula de cristal

Siempre he querido escribir un diario, pero con un afán voyeurista. A pesar de ser reservada creo que cuando hay un incendio es bueno echarle un gran chorro de agua, por eso escribo esto como letras arrojadas al viento desde una urna transparente.

lunes, 10 de agosto de 2009

Jugando con el pasado y descubriendo que no hay nada mejor que mi presente


Hoy he estado jugando con mi pasado. Es algo que hago de vez en cuando. Un ejercio de nostalgia o de puertas cerradas. Yo y mi vocación de acosadora empieza de pronto a buscar, ver, presentir a esos chicos lindos que fueron míos alguna vez (algunos en la realidad real y otros en mi mente y mis deseos). Al único que no busco es a mi ex, el último, el del avión porque con él no solo las puertas están cerradas sino con miles de cerrojos y una dinamita. Jajaja, no, no es por eso, o solo por eso, sino porque no es divertido jugar con él y con las posibles posibilidades que encierra. Todo quedó tan saldado, que seria tonto hacerlo y porque no algo repulsivo también. Sin embargo es divertido, divertidísimo ver el facebook de Will. Ver el facebook de la novia de Will, de la hermana de Will y muy probablemente en algunos años de los hijos de Will y la novia. La novia de Will es fea, siempre me parecerá fea y un poco tonta (basta con leer su facebook) aunque los demás me digan que es simpática. Así en este ejercicio tonto hasta hace un tiempo miraba a Will y decía: oh! en alguna dimensión paralela podría ser yo la que está allí contigo en el Caribe. Oh! esa fiesta sorpresa podrías habérmela organizado a mi. Oh! yo podría estar festejando contigo la compra de ese duplex maravilloso con vista al mar. Claro, son tonterías, pero una siempre quiere pensar que pudo haber sido una y no esa tipa fea, a pesar que uno sea feliz y hayan pasado 15 mil años desde que Will y yo... Pero ahora he visto sus fotos y lo he visto sí muy rubio, muy ojos verdes, muy tengo un terno precioso, muy mi novia me ama, muy carro nuevo y depa precioso, pero feo. Lo he visto feo. Igual de feo que la novia. En realidad mi primera reacción no fue prensar: Oh! qué feo se ha puesto William, maldita sea. Sino algo mucho más grato, para mí al menos. Te he mirado y ha saltado a mi mente: "Este no le llega ni a los talones a mi novio". Y lo he visto bien, para no equivocarme ni subjetivizar la cosa y la verdad es que no es ni el 1% de rico que mi novio. Will es un chancay de a 20 frente a mi hombre: rico, alto, fuerte, con su rulito por aquí y por allá, sus ojos almendrados, sus brazotes, sus pestañazas...

Siguiendo con mi cyberbullying he decidido agregar al chico guapísimo que me volvía loca en el colegio. Al que correteé silenciosa y telefónicamente por un par de años. En ese entonces yo era una chibola tonta y gorda y él una estrella del deporte, guapo y de secundaria (así mismo fábula de la lornasa templada del capitán del equipo de foot-ball que tiene su novia porrista, una asquerosa gringada parecida a esa, claro que como no era peli no tuvo final feliz para mi, bueno en realidad luego de eso conocí a mi Will, que ya no es mi Will sino de la chica fea a la que él le lleva postres de chocolate). Lo estoy mirando ahorita, el chico "capitán del equipo de foot-ball" acaba de agregarme al Facebook hace unos minutos, y está guapo, más que nada alto. Claro que ya no tiene la melena de rizos de surferito. Claro que ya no es tan rubio. Claro que ahora se le ve un poco desgarbado. Pero sigue andando con chicas preciosas, sigue siendo una estrella del deporte, incluso tiene una foto con la ex novia porrista que ahora es chef de alta cocina, sigue guapísima y tiene un novio piloto de fórmula 1 (ay, las maravillas del facebook!).

Me da un poco de pena la chibola tonta que yo era. Creo que nunca he dejado de serlo del todo. Pero el chico guapo y deportista tampoco es tan tan guapo, tiene una nariz fea y mi novio es más rico y tiene una sonrisa preciosa.
Para algo sirve el cyberbullying, aunque sea para descubrir que no hay nada mejor que mi presente y mi chico que es la cosa más linda, más maravillosa y perfecta aunque a veces me saque de quicio y quiera matarlo. Lo importante es que lo abrazo y me abraza. Y lo quiere y me quiere, y no hay nada más bonito que ese perfecto círculo de ida y vuelta.

4 Comentarios:

A la/s 14/8/09 5:20 p.m., Blogger Jorge Ampuero dijo...

Un saludo al pasado y un brindis por el futuro que se escribe hoy.

Salud!

 
A la/s 22/8/09 12:20 a.m., Anonymous Anónimo dijo...

Lo peor es que siempre los Ex se buscan unas feas horrorosas!!!! eso me da mucha risa, porque el mío, mejor dicho Ex novio con pura fea sale!!!!

 
A la/s 30/9/09 1:51 p.m., Blogger Imberbe_Muchacho dijo...

pero y el duplex! no jodan con el duplex, el duplex es el duplex!

 
A la/s 5/11/09 4:39 p.m., Blogger Ana Marín dijo...

Hola Sandra: Te contaré q tengo una especie de terapia casi mensual de jugar y urgar en mi pasado, y no estoy de acuerdo con esa idea-frase q dice ...todo tiempo pasado fue mejor, y al igual q tú, pienso q no hay nada mejor q mi presente, q mi amor está a buen recaudo, y lo tiene quien lo merece. Es bueno querer y mejor aún que nos quieran...tanto, tanto...pero de vez en cuando me detengo y leo mis libros del pasado y hago una lecturita; verdaderamente, me alegra haberlo escrito así, y no me afana la idea de modificarle nada, pero nada, ni una coma...ni un puntito.

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal