En una jaula de cristal

Siempre he querido escribir un diario, pero con un afán voyeurista. A pesar de ser reservada creo que cuando hay un incendio es bueno echarle un gran chorro de agua, por eso escribo esto como letras arrojadas al viento desde una urna transparente.

viernes, 27 de marzo de 2009

Mentiras bien negras... a la larga

Nos inventamos cosas. Nos mentimos. Nos mentimos descaradamente todo el tiempo. Tú te inventas que él dice lo que no dice, lo que nunca ha dicho: que te ama y eso, que se casará contigo, que quiere ser el papá chocho de tus tres hijos. Te mientes pq buscas razones para encontrar las palabras que no dice y conviertes hechos y cositas en sentimientos que quien sabe si existen, es más, que seguro que ha dicho alguan vez que no existen. Tú te inventas que a todos los hombres les gustas, que eres guapa, que el espejo se equivoca cuando te dijo que no te veías bien, que ahora pq te han lanzado 2 que 3 miraditas tu eres un chica guapa, rica, apretadita, que por ponerte una ropita chévere y pq algún despistado ha cuchicheado que eres interesante ahora sí eres un guapa mujer hecha y derecha. Tú te mientes cuando piensas que yo soy tan linda y tan buena que no mataría ni una mosca, que te quiero más que a mí y que no me iré si haces algo terrible (tengo mis propias listas de cosas terribles). Tú te mientes pq crees que cuando salen a tirar a veces esa soledad acompañar es amor.
Nos mentimos descaradamente. Yo me miento cuando me digo que no me importa, que todas las cosas que han venido pasando no me afectan. Me miento cuando digo que el hecho de que hayas ido no me interesa. Me miento cuando trato de ocultar que no te quiero tanto y que a veces no pienso como toda una mujercita, en esas cosas que piensan las mujercitas cuando conocen a “chicos de bien”. Sí, me miento un poco. Todos nos mentimos y yo no soy la excepción.

3 Comentarios:

A la/s 6/4/09 9:31 a.m., Anonymous thinmar dijo...

He estado sacando mis cuentas calculadora en mano, sacando números, sumas y restas y me doy cuenta que cada quince días aproximadamente, escribes. Cada Medio ciclo menstrual, escribes. Que bueno, en realidad, que bueno, y no es clichè ni chicle. Pero hablando de mentiras, es peor si dijeras siempre la verdad. Me pasó con la que te dije: y decir la verdad siempre, más temprano que tarde, mata. Porque aunque paresca y toooooooodo el mundo diga que no, una verdad da vida a la vida, da color y calor a la realidad. Sino mira a los poetas que disfrazan a la verdad de mentiras para que sea más bella. La belleza s la calve de la mentira. Como decía mi última poeta, la belleza hace posible el sexo, la belleza hace al sexo, sexo. O tú que dices?

 
A la/s 6/4/09 11:35 a.m., Blogger Pompas de jabón dijo...

Todos nos mentimos siempre. Yo me miento cuando quiero creer que el me ama, solo busca en mi aquel cariño sincero, mi amor, pero nunca me ha pedido que sea su amor. Solo que esa noche sea su amor, al día sgte. es eso...el día siguiente...y el efecto del alcohol se llevo el amor y las palabras bonitas...esas que nunca me dirá cuando esta sin tragos.
Hay días tan grises, yo lo se, días en que pienso en el y digo: QUE CARAJOS ESTOY HACIENDO CONMIGO!!! no soy su juguete, pero siempre vuelvo a caer en la red e hilvanar lo poco de amor, o pasión o deseo que nos queda. Maldita forma de amar carambas maldita forma!!!

 
A la/s 10/4/09 10:19 a.m., Blogger JAIME dijo...

pero no todos nos mentimos de alguna forma para sentirnos un poco mejor sobre algo, si no lo hicieramos nos deprimiriamos un montón, sera una forma de no bajonearnos??

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal