En una jaula de cristal

Siempre he querido escribir un diario, pero con un afán voyeurista. A pesar de ser reservada creo que cuando hay un incendio es bueno echarle un gran chorro de agua, por eso escribo esto como letras arrojadas al viento desde una urna transparente.

miércoles, 25 de febrero de 2009

Los hombres, las mujeres y el teléfono (mi versión chola de "Simplemente no te quiere")




CASO 1 (DE HACE VARIOS AÑOS)



s:

una vez fue una navidad

que él no me llamó ni llegó a verme

y el amigo de mi amigo llamó

y estaba que flirteaba conmigo

y me dijo voy o no voy

habla que tengo una botella de vodka

y yo le dije ven


M:

y le dijiste vente


s:

y me dijo

de que sabor quieres que lleve el condón

y yo le dije: de plátano

pensé que no llegaria pero llegó

y ya pe...


M:

pero y por q no llamó EN NAVIDAD

s:

simplemente porque no llamó

llamó el 24 a las 12

y de alli se borró todo el 25

M:

q loco, pero dijo mañana voy a salir con mi family


s:

no dijo nada

dijo, lo que dicen todos los hombres: "mañana te llamo"

y yo en ese tiempo era más orgullosa y no llamaba

asi que no llegó

y yo me tiré al pata en su carro

con el condón de platano

al dia siguiente él llegó a buscarme a mi trabajo

y dijo que no había podido llamar

M:
pero no le preguntaste por q no me llamaste??


s:

en realidad no me dio ninguna excusa solo dijo eso

y luego agregó: pero te llame el 24 a las 12



CASO 2 (DE ESTOS DOS ULTIMOS DIAS)


Manuel está enamorado, me ha llamado para contármelo. Yo he pasado toda la mañana pensando cuando me darías la llamada telefónica que me tienes prometida. Pasé igual la tarde de ayer pensando que no me ibas a dar la llamada que yo quería recibir y al final tuve que hacerte.
Manuel me ha enviado al celular la foto de una chica guapa que sonríe de lado. Manuel siempre está enamorado pero hace tiempo no lo veo así.
Me gusta la ilusión. No me gusta sentir que debes esperar.
Yo voy a seguir prendida al teléfono esperándote. Manuel me hablará de la chica de la foto y yo me reiré como quien conoce los finales de todas las muertes anunciadas menos el que quiero ahora para mí.
Voy a seguir esperando que mi teléfono suene sin ser yo la que tenga que usarlo. Quisiera no ser tan tonta, es una hábito que aún no he desarrollado. Quisiera aprender a confiar de nuevo, tal vez debería confiar un poco más en mí (ya no soy la de hace unos años). Quisiera no ser tan nazi, tan estricta, tener tantas reglas. Quisiera ser un poco más como Manuel, pero de repente ya estoy echada a perder.

6 Comentarios:

A la/s 25/2/09 7:14 p.m., Blogger Jimena dijo...

La maldita confianza en uno mismo que nos hace parece muy seguros y nos pone el parche siempre cuando tenemos ganas de llorar porque nos sentimos olvidadas...esa maldita confianza me persigue -y leo que a ti también, Sandra- y me recuerda que (aun) tengo un problema conmigo misma.

 
A la/s 25/2/09 9:26 p.m., Blogger Antonio Moretti dijo...

es terrible el caso 1. me dolió por todos lados, por lo de ella;por lo de él. qué terrible que puede ser el ser humano.

 
A la/s 26/2/09 9:28 a.m., Blogger Sandra Texeira dijo...

así es Jimena, creo que yo tb tengo un problema

 
A la/s 26/2/09 9:30 a.m., Blogger Sandra Texeira dijo...

sí, Antonio, somos terribles. dicen que la venganza nunca es buena... antes yo creía en las pequeñas venganzas para poder continuar.

 
A la/s 27/2/09 3:08 a.m., Anonymous Javi dijo...

Hola Sandra,
Tu forma de escribir me suena. ¿No habré sido yo el del coche, jeje? Me gusta tu blog! No sé como llegaste al mío. Un beso.

 
A la/s 3/3/09 4:50 p.m., Blogger SIN CALZÓN dijo...

Quisieramos ser tantas cosas, pero somos esto.

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal