En una jaula de cristal

Siempre he querido escribir un diario, pero con un afán voyeurista. A pesar de ser reservada creo que cuando hay un incendio es bueno echarle un gran chorro de agua, por eso escribo esto como letras arrojadas al viento desde una urna transparente.

miércoles, 14 de marzo de 2012

En blanco

Acabo de perder nuestra entrada, una muy larga que te escribí con mucho cariño, recordando, tengo pena...
Acabo de perder nuestro post, uno donde decía que yo creía que tu pensabas cosas de mi, cosas que me hacían sentir triste pq me gustas, te quiero, eres especial para mi. Pq mi realidad es mi realidad, pero tú siempre estás en mis fantasías, en mis nostalgias, eres mi chico azul.

Que nos encontráramos en una calle cualquiera y sin hablar nos diéramos la mano y camináramos hacia ninguna parte y nos diéramos un beso, largo, profundo, nostálgico, seguido de un abrazo inmenso, y luego sin hablar nos despidiéramos, nos soltáramos las manos con pena, y volviéramos a nuestras vidas para volvernos a encontrarnos en otro puñado de año, en otra calle cualquiera, una vez más.

2 Comentarios:

A la/s 26/3/12 4:09 a.m., Blogger Imberbe_Muchacho dijo...

Si has erdido la entrada es por algo, de repente no debia publicarse...
De repente.

Me acabo de acordar de tu post sobre el azar

 
A la/s 26/3/12 4:28 p.m., Blogger Sandra Texeira dijo...

tienes razón, chico, todo ocurre por algo (pero a veces lo olvido)

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal