En una jaula de cristal

Siempre he querido escribir un diario, pero con un afán voyeurista. A pesar de ser reservada creo que cuando hay un incendio es bueno echarle un gran chorro de agua, por eso escribo esto como letras arrojadas al viento desde una urna transparente.

martes, 8 de febrero de 2011

El buen amigo Prozac

Hoy es mi cuarto día con antidepresivos, es cierto que no me los han mandado para la mente, no sé si podría volver a la escena de la galletita y el recetario médico y el psquiatra de la tele diciendo: "con esto te vas a sentir mejor". En todo caso no me las ha mandado mi psicólogo (que no puede recetar y lo hubiera tenido que hacer derivandome con alguno de sus amigos psiquiatras). No me los han dado para ser más feliz ni para dormir mejor ni para la bulimia nerviosa ni para el síndrome de Tourette ni para el TOC (que dice la posología que para eso es el "buen amigo Prozac"). Me lo han dado para dolores del cuerpo. Me los ha dado una ginecóloga que apelando a un moderno tratamiento me ha dicho que con esas pastillas de la mente (que también sanan el cuerpo) dejaré de sufrir dolores de parto cada mes cuando paradójicamente no este embarazada sino todo lo contrario.

No puedo negar que en estos 4 días he sufrido el beneficio de los efectos secundarios (además de no haber sentido mucho dolor en la visita mensual de mi amiga rojita):
  • he dormido mejor (aunque me he levantado en la madrugada) hace tiempo no me sentía tan descansada de cuerpo y alma como ahora
  • me he sentido más "chinese happy people" (como dice mi primo el negro)
Pero también he sufrido de otros efectos secundarios:
  • ayer en plena reunión de directorio se me trabó la lengua dos veces y ni hablar de lo atontada que me he sentido
  • esa combinación potente del "buen amigo Prozac" y los antinflamatorios más "guay" del mercado me han hecho trizas el estómago (así que ando a pan y agua, y por supuesto con dolor de estómago de otra variedad), claro que de esto también se desprende otro efecto secundario: pan y agua por tres días, dieta obligatoria, vestido bonito para el matrimonio de fin de mes (¿quién dice que el "buen amigo Prozac" no da felicidad?) 
...luego de 20 días, que así dice la receta, veremos qué es lo que pasa

2 Comentarios:

A la/s 8/2/11 11:17 a.m., Anonymous Julian dijo...

Amé tu artículo, me inspiró al mío de ahora. Espero te guste. (puedes encontrar enlaces en algún post de mi facebook)
Besos xoxoxoxoxoxoxoxoxo

 
A la/s 16/3/11 11:56 a.m., Anonymous sandra dijo...

te quiero mucho, eres el mejor

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal