En una jaula de cristal

Siempre he querido escribir un diario, pero con un afán voyeurista. A pesar de ser reservada creo que cuando hay un incendio es bueno echarle un gran chorro de agua, por eso escribo esto como letras arrojadas al viento desde una urna transparente.

lunes, 24 de enero de 2011

Puertas

Voy a cumplir 30 años, "la edad del stress", y ya no creo en príncipes azules ni rosas. Ya no creo en los príncipes. Conozco amigas que tienen príncipes (como el que yo tenía; que era el príncipe que mis amigas querían) pero ahora los miro con desconfianza.
Voy a cumplir 30 años, ya no creo en "el amor de mi vida". Solo sé que tuve una largo, apasionado, vehemente y desbordante gran amor, que fue un mal amor. Y ya nunca quiero ni me enamoraré así. Sería imposible tendría que tener 19 años de nuevo y ser tan tontita (con cariño) y tan poco conocedora de las dinámicas amorosas como entonces. Y yo no voy a volver a tener 19 años ni voy a permitirme retroceder a esa edad. Por lo tanto ya no me voy a enamorar así (ni quiero). Fue bonito pero doloroso, brumoso, jodido y terminó haciendo pagar justos por pecadores. Pero ahora voy a cumplir 30 años y veo todo eso con distancia y no considero que ese chico por el que yo hubiera hecho literalmente cualquier cosa (claro, que para eso el hubiera tenido que pedirme que hago algo por él, algo que no fuera "dame más espacio", "no me controles" o "déjame hacer las cosas a mi ritmo") sea el "amor de mi vida". Claro muchas veces he dicho que lo es. Muchas veces lo he pensado. Pero ahora que voy a cumplir 30 años y he volado mis millas estoy 100% segura que no lo es. Que es mi amor de corazón abierto, mi amor de probar límites, mi amor con ímpetu y con la fuerza del amor, pero no es el amor de mi vida y no me apena haberlo perdido y no me apena que ahora no este en mi vida y no sufro por aquello de "no hay nostalgia peor que añorar lo que nunca jamás sucedió". Ahora yo solo me limito a quererlo, a llamarlo cuando quiero saber de él, a ponerme feeling cuando quiero decirle cosas feelings y es bonito, bonito saber que quisiste tanto a alguien, bonito que alguna vez tuviste 19 años y estabas dispuesta a sacarte el corazón del pecho para dárselo a alguien y llorabas la vida cuando alguien te decía que no. Pero to siempre quise que este chico fuera mi maestro (no por ser mayor que yo, sino pq había vivido). Pero él nunca quiso serlo, nunca me dio clases. Yo aprendí de él, mucho, un montón no cosas buena necesariamente, pero aprendí. Pero vamos, yo tenía 19 años y quería sexo, drogas, alcohol, alcohol (bueno, suprimamos las drogas que nunca me han interesado y el alcohol en diluviales cantidades). Yo aprendí con él, sí, pero no me enseñó, no sé si se entiende la paradoja.
Y ahora, que voy a cumplir 30 años, quiero cosas, muchas cosas. Quiero una cuenta de ahorros, una casa, un anillo, un hombre bueno que no sea cerrado de corazón ni de mente ni de boca, viajes y una familia alguna vez. Y quisiera, sin embargo, no haber aprendido de la vida lo que he aprendido (por aquello de que "los idiotas son más felices") y quizá ahora sería más feliz y no me hubiera vuelto tan escéptica y no tendría que ir a hablarle a ojos azules de mis males y tantas cosas... Voy a cumplir 30 años, ya no siento que deba ir tan despacio como antes, una tarde sexo duro me agota, lloro con peliculas fresas y sé trucos interesantes en la cama. Pero aún ando en busca del equilibrio entre mi recién aprendido escepticismo y ser la niña enamorada (la princesita del príncipe). Ahora solo sé que ya no existen príncipes, que yo no soy ni por asomo una princesa, pero que me siento contenta y orgullosa de las decisiones que he ido tomando (ahora sí siento que todo lo decido, no que las cosas me deciden a mi). Y me siento con el nuevo espacio que he creado para mi y con no querer comparti mi espacio ni con el chico que camina a mi lado ni con gente que no quiero. Ahora siento que tengo un mundo y que yo invito a quien quiero a entrar y le abro solo las puertas que deseo no las que la sociedad dice, no las que mis amigas abren, no las que las mujercitas deberíamos abrir... Y me siento bien así. Me siento contenta así. Quizá dentro de un mes quiera más, quiera otras cosas. Quizá la situación cambie y yo vuelva a ser un mujercita fresa y estará bien si eso es lo que quiero entonces. Pero por ahora estoy conmigo y con los que decido hacer entrar a donde yo quiera.

5 Comentarios:

A la/s 30/1/11 3:16 p.m., Anonymous Anónimo dijo...

Sandra, hace mucho te leía....y hoy volví sin pensarlo. Sólo te puedo decir, que los 30 y no es por acomodarse a ser treintona son los mejores años. Los príncipes azules no existen, pero sí hay celestes, lo mejor es que aprendas a estar sola y cuando te encuentren tengas la dirección y tus pies en la tierra, ya que a "ellos" no les gustan las chicas con los pies en el aire.
Yo encontré al amor de mi vida, y el día que le conocí le dije no quiero nada, estoy bien sola. En la 1ra cita lo planté porque la pasaba mejor con mis amigos. Y aún ahora....que lo quiero mucho y lo extraño cada minuto, sé lo que quiero y si él no se acomoda, sabe que yo diré chau porque tengo una dirección.....pero claro también lo mimo y mucho :)

 
A la/s 31/1/11 2:35 p.m., Anonymous sandra dijo...

hola ojos negros, creo que tienes mucha razón en lo que dices el amor te encuentra lo ideal es abrirle la puerta y dejarlo pasar
me alegro de que estés muy feliz
un beso
s.

 
A la/s 2/2/11 10:01 a.m., Blogger Frankie dijo...

Es curiosísimo. Mis co-bloggers y yo hablamos tb por estas épocas de los príncipes azules, como si el calorcito del veranos nos dilatara a todas el corazón...ojalá tb nos dilatara la pupila...Yo sigo creyendo que hay príncipes azules y en que su color no depende de su perfección, ya sabes, la perfección radica en puras imperfecciones funcionales...
Un beso.
Pd.-todavía no tienes fb?

 
A la/s 3/2/11 8:47 a.m., Anonymous sandra dijo...

mmm, no lo había visto desde ese punto de vista, creo que tienes razín también, claro que hay fallitas y falloooootas, y como manda la ciencia una falla muy grande produce tarde o temprano un terremoto, yo quiero leerlasssss!!!! (y linkearlas, pásenme sus blog)

chessss a´pun no tengo face :(

 
A la/s 3/2/11 8:47 a.m., Anonymous sandra dijo...

mmm, no lo había visto desde ese punto de vista, creo que tienes razín también, claro que hay fallitas y falloooootas, y como manda la ciencia una falla muy grande produce tarde o temprano un terremoto, yo quiero leerlasssss!!!! (y linkearlas, pásenme sus blog)

chessss a´pun no tengo face :(

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal