En una jaula de cristal

Siempre he querido escribir un diario, pero con un afán voyeurista. A pesar de ser reservada creo que cuando hay un incendio es bueno echarle un gran chorro de agua, por eso escribo esto como letras arrojadas al viento desde una urna transparente.

martes, 27 de octubre de 2009

Fantasía

Sueño que me pongo mi pantalón de comando, mis borsegies, mi vinchita en la cabeza y salgo rumbo a mi trabajo. Entro con una ametralladora de frente a mi oficina. Miro a mi jefe, ese pinche bueno para nada, y lo obligo a prepararme un café, a fotocopiar su mano 500 veces, a mirar por la ventana a ver si llueve, tareas absurdas como las que manda a hacer. Lo hago que me pasee en su lomo como si fuera un perrito y luego le disparo una ráfaga con la ametralladora y me paseo disparando por aquí y por allá. También le disparo al jefe de mi jefe, que es en realidad quien tiene la culpa de haber puesto allí a un incompetente. Le disparo al tipo del anexo 420 que siempre anda rajando del trabajo de mi jefe (o sea de mi trabajo) y también a la secretaria del jefe mayor porque no me gusta su voz y la manera que tiene de llamarme cuando su jefe me llama. También a la secretaria de la oficina de Recursos Humanos que nadie me quita de la cabeza que es una vieja puta. A mis compañeros no les disparo solo los obligo a bailar y disparo al piso por todas las veces que no me han dejado ser misántropa a mi gusto y me han obligado a saludarlos y a hablarles. A los de seguridad, que tienen la horrible manía de saludarte 500 veces al día cada vez que te ven, les pego la boca con super glue. Al teléfono, que a veces me he visto obligada a contestar, lo reviento con unas ráfagas ametralladoras de placer. Lo olvidaba, antes de matar a mi jefe, le dispararé dedito por dedito, uno: porque el muy idiota no sabe cómo usar la computadora, dos: porque no entiende que coño es un e-mail, tres: porque ya es hora que aprenda que la regla ortográfica dice que los monosílabos no se tildan y POR FAVOR MR. IMBECIL LA PALABRA “NADIES” NO EXISTE!!!!, y cuatro: porque gana 3 veces más que yo y es un bueno para nada que hace mi existencia aquí sea un poco miserable.

3 Comentarios:

A la/s 27/10/09 3:38 p.m., Blogger Marcela dijo...

yo también quiero matar a mi jefe, jajaja

 
A la/s 28/10/09 8:46 a.m., Blogger Sandra Texeira dijo...

el mío es peor te lo aseguro!

 
A la/s 9/12/09 8:34 p.m., Blogger Pompas de jabón dijo...

si escribes sobre quien supongo que escribes, definitivamente no solo ametrallarlo. Yo tengo una idea mejor: que vaya de comisión a Bagua y sea desaparecido o mejor aún lo mandamos a la selva para que sea devorado por unos cocodrilos, mientras tu, la diagramadora y yo nos reimos de placer viendolo morir, mientras comemos unos tortees sin sentir remordimiento alguno ni por el, ni por comer los tortees.

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal