En una jaula de cristal

Siempre he querido escribir un diario, pero con un afán voyeurista. A pesar de ser reservada creo que cuando hay un incendio es bueno echarle un gran chorro de agua, por eso escribo esto como letras arrojadas al viento desde una urna transparente.

jueves, 15 de abril de 2010


Sé que quiero: que todo se arregle, pero el tiempo no puede volver atrás, no se puede borrar lo malo, y creo que no se puede seguir tampoco. No sé bien qué intento recuperar ni se bien que estoy haciendo. Solo tengo la convicción como hace más de 6 años que me estoy jodiendo yo solita, pero despedirme me cuesta tanto, no quiero seguirme despidiendo de ti, es tan doloroso. Pero algo me dice que más temprano o más tarde terminaré haciendolo irremediablemente.

No sé para que vamos a hablar, cuando te veo y tu nombre vuelve a aparecer en mi teléfono soy tan feliz, tan feliz, como si tú fueras mi droga y yo recuperara la vida, pero cuando pienso en todo lo que ha ocurrido, en tu poco respeto o amor por mi, en la espera, en la gente, en mi familia, en mi cara de cojuda, en los límites que hemos revasado me siento tan tonta y tengo la certeza que todo se ira a la mierda más pronto o más tarde. Pero cuando no pienso en eso, cuando solo me concentro en el amor que hay, en las cagadas que todos hemos cometido, en lo que teníamos, solo puedo querer intentarlo un vez más, aunque sea una vez más para no tener que despedirme de ti tan rápido, para que no duela tanto tener que decirle adiós, aunque después me duela el triple. Porque al final esta es mi estupida manera de amar: buscar lo imposible y si no lo hiciera quizá seria menos cojuda y todo estaría mejor pero no sería yo. Quizá un sicólogo me diría que debo cambiar, quizá debería hacer caso a todas las tácticas que me mandan a hacerte sufrir, quizá debería hacer caso a la razón, pero no quiero quiero coger esta última oportunidad y aunque sé que quizá se me ira buena parte de tranquilidad en ello, quiero cogerla, como si aún fuera ingenua, como si aún estuviera todo bien, como si aún nosotros los de entonces fueramos los mismos, como si aún pudiera seguir teniendo los mismo sueños y esperanzas, como si aún fueras mi chico y yo tu mujer.

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal