En una jaula de cristal

Siempre he querido escribir un diario, pero con un afán voyeurista. A pesar de ser reservada creo que cuando hay un incendio es bueno echarle un gran chorro de agua, por eso escribo esto como letras arrojadas al viento desde una urna transparente.

miércoles, 18 de junio de 2008

sube-i-baja

Mi vida es como un pequeño carrusel. Creo que aún no aprendo a no amar el conflicto. Que soy masoquista me dijo alguna vez un doctor muy serio que luego me ofreció una galletita y me dio una receta de pastillas para subir el ánimo.
Mi vida es un espiral. Nunca puedo decir que estoy totalmente en paz, pq cuando lo estoy mi cerebro se inventa algo que lo tiene hiperactivo.
Estoy oyendo mi propia compilación de Silvio, pienso en las cosas que hay que afrontar, en mi miedo al dolor y en mis pocas ganas de hacer algo. Quisiera ser valiente aunque sea para correr, pero no puedo. Estoy pegada a esta silla, a esta máquina, a mi cajetilla de cigarros y a mi dolor, que es un dolor de ahora y un dolor del pasado. Porque todo se parece aunque no se parezca. Porque todo parece ser igual y venir a gritarme a la cara que todas las personas son iguales o que todas las personas que yo escojo siguen los mismos patrones. Pero me digo que no y sigo tejiendo una mantita de a mentiras. Me digo que no y le digo que no a la gente y me convenzo que no de nuevo y sigo llenando mi agenda con citas y visitas y pienso que todo sería más fácil si pudiera correr hacia cualquiera y pedirle que me extirpe la espera como un tumor maligno.
¿Sufro? No es verdad, no lo hago. Solo siento como las ideas bailan en mi cabeza y se dan vueltas y vuelven a mí para castigarme (ideas de antes, de ahora, miedos de siempre, a fin de cuentas). No sufro, me angustia, pienso, pienso demasiado, le doy demasiadas vueltas a todo. Debería no pensar, no conjeturar, no dejarle paso a la ansiedad y las ganas de fumar. Pero aquí estoy, esa no es mi forma de sobrevivir al dolor, esa es mi forma de intensificarlo. Debería querer y poder alejar todo esto. Habría que hacer el intento por lo menos para decir que no puedo.
No es solo por ti, mi amor. De repente te estoy asustando. Piensas que eres tú. "No eres vos soy yo". Yo soy así, una neurótica dramática. Me hago un mundo por todo. No eres tú, aún si pudiera darte mi vida y tú no la aceptaras, me iría pero me haría un mundo. Aún si me dijeras que quieres prepararme café todas las mañanas encontraría un motivo secreto para sufrir. Aunque todo sea felicidad yo encontraría una viga que sacar para tambalear mi torre personal. Así tú estuvieras aquí a mi lado ahora yo encontraría una manera de actualizar el dolor y hacer un drama. Así soy yo pero no quiero ser así, sólo déjame aprender a dejar que el tiempo cure y reordene cosas. Yo también quiero hacer las cosas bien.

7 Comentarios:

A la/s 19/6/08 3:47 p.m., Blogger giancarlo tejeda dijo...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

 
A la/s 19/6/08 3:47 p.m., Blogger giancarlo tejeda dijo...

deja d fumar d apocos si qieres... gracias x el coment en blog.. estA paja este texto... inventarse motivos para sufriri es una manera d protegerse del dolor... a veces...

 
A la/s 22/6/08 12:44 a.m., Blogger Creepie dijo...

Muchas gracias por tu comment en cerio es muy gratificante que alguien cuyas ideas admiro se haya tomado la molestia de pasar por mi muy primeriso blog bueno pues como siempre muy acertado & bien explicado tema que es común & al mismo tiempo comlejo.



*creepie*¨

 
A la/s 24/6/08 7:03 p.m., Blogger Pompas de jabón dijo...

Siempre encontramos algo que malogre nuestra jaula de cristal...es como si deseáramos que se rompa para cambiar los cristales catedral por cristales transparentes y simples...que no son hermosos como los primeros...pero te permiten observar todo...con total libertad.

 
A la/s 26/6/08 9:06 a.m., Blogger Onira dijo...

Aunque sea un cosejo que yo misma debería recordar, Sandra, no seas dura contigo.
Lleva tiempo aprender, quizás mucho más que el que esperábamos.
Pero todos podemos hacerlo, simplemente un día, sabrás decirle que no a la situación, y se elimirá para siempre, de tu sistema, el patrón del conflicto...

 
A la/s 1/7/08 1:03 p.m., Blogger Pompas de jabón dijo...

Algún día me verás perderme en el horizonte?? humm... no lo creo odio el horizonte me gusta lo vertical, siempre de pie con ganas de pelearme con el mundo entero si es necesario con tal de que respeten mis ideas y confien si quiera un poquito en mis pensamientos. En fin..no me verás en el horizontre dicendote adiós, porque jamás digo adiós a los amigos, ellos se alejan de mi,claro para ver nuevos horizontes para mejorar, pero pucha como los extraños carachoooo. te quiero mucho amiga, eres una persona maravillosa y extremista como yo jajaja.

 
A la/s 1/7/08 6:23 p.m., Anonymous Lestat dijo...

He dejado el espanto al lado del sentido común, he aceptado el masoquismo del insomne ser reflexivo, del exceso del ser, del que no quiere ser y con esta gracia confirma su existencia. Nada más humano que querer sentir dolor, nada más inherente a todos, nada más...
Recordar(te) y tener(te) presente(te?) nada más esperanzador.

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal