En una jaula de cristal

Siempre he querido escribir un diario, pero con un afán voyeurista. A pesar de ser reservada creo que cuando hay un incendio es bueno echarle un gran chorro de agua, por eso escribo esto como letras arrojadas al viento desde una urna transparente.

martes, 17 de junio de 2008

He fumado más de 200 cigarros. Ya mis amigas me han prohibido fumar en la oficina. 3 trancas, bueno 2 bien dadas, de esas que van con lágrimas y risas, risas y lágrimas. Me he dicho a mi misma que sí, que no, que sí, que no. Quiero que sea sí, en realidad es sí.
Junio siempre ha sido un mes de mierda. El anterior junio me agarro mal. Como un terremoto grado 10, destrucción total. Para este junio soy una Sandra nueva, más fuerte, más centrada, más conciente de que puede existir una tercera opción entre el sí y el no: el “ahora no”.
Quiero decir que ningún mes de junio volverá a cogerme desprevenida, pero eso es como almacenar comida para la guerra, ¿quién sabe cuánto te durarán las provisiones?
Es como si hubiera estado construyendo una casita de naipes pero con uniones de cemento, un poco así debe ser el amor, una casita de naipes con uniones de algún tipo de material, dependiendo de que tan fuerte sea.
He bajado mi dosis de cigarros a uno. Supongo que cerca de mediodía saldré a fumar otro fuera de la oficina (maldito invierno, con ventanas abiertas todo sería posible).
Quiero pensar que te fuiste a la guerra, a un país lejano donde es imposible llamar y no hay correo y quiero pensar que vas a ganar la guerra y volver. Y no quiero pensar más, solo que sí. Que aquí todo es transparente y bueno. Que no me estás engañando terriblemente. Que si vuelves y la guerra se ha perdido yo podré quedarme y que tú querrás que me quede también. Y no quiero pensar más. Porque el futuro no existe, ¿cómo te preocupas por algo intangible?
Sé que tu corazón está conmigo, es lo único que necesito para poder pasar este mes de junio. Este junio de mierda. Eso y tener la esperanza de una cena con perdices el junio que viene (aunque, sé que el destino querrá que sea antes).
Tuya
Novia

2 Comentarios:

A la/s 17/6/08 3:00 p.m., Blogger Pompas de jabón dijo...

junio es un mes de mierda, pero julio lo es mas, el dinero no alcanza para nada..y lo peor q todos quieren su maldito regalo de 28 de julio. solo amo las banderas y mi orgullo de ser la unica tarada (para el resto) de andar feliz con mi escarapela :)

 
A la/s 17/6/08 3:03 p.m., Blogger Pompas de jabón dijo...

y...mejor piensa q se fue a la guerra, porque sino desearas ser la banda contraria para matarlo a metralletazos...una y otra vez...una y otra vez...

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal