En una jaula de cristal

Siempre he querido escribir un diario, pero con un afán voyeurista. A pesar de ser reservada creo que cuando hay un incendio es bueno echarle un gran chorro de agua, por eso escribo esto como letras arrojadas al viento desde una urna transparente.

martes, 1 de abril de 2008


El amor es llenar un balde repleto de huecos, me dijo alguien alguna vez. Yo no sé. Pero pensar que es eso sería decir que es una tarea absurda.
Una vez quise darle a alguien mis ojos –simbólicamente- él me recordó un cuento de Clemente Palma y me dijo que era horrible –“ese es el cuento que más detesto”, fue lo que dijo-, no aceptaría mis ojos jamás, como tampoco aceptó mi corazón.
Si el amor es llenar un balde repleto de huecos entonces todos somos absurdos.
Yo hubiera aceptado los ojos de cualquiera, de hecho hubiera aceptado una uña, un dedo meñique, lo que quisieran regalarme. Una vez le regalé a alguien un lunar. Me lo habían sacado del cuello, era pequeño y fuera de mi cuello parecía un moco. Lo guardé en un envoltorio de aguja de jeringa y cuando él llegó a buscarme al día siguiente se lo di. Puso cara de asombro nunca nadie le había regalado una parte de su cuerpo. El lunar murió, no sé como explicarlo de otro modo, pero fue secándose, supongo que el amor sí es llenar un balde repleto de huecos. Una vez también le regalé mi corazón a alguien o lo más cercano que tuve y le escribí un poema detrás de las líneas confusas de mi electrocardiograma, creo que se enamoró un poco más de mi cuando lo hice; fue bonito, tonto y original, pero no duró demasiado todo el amor se filtraba por los huecos del balde.

12 Comentarios:

A la/s 2/4/08 7:01 p.m., Blogger purpurita dijo...

el amor es un lunar en nuestras vidas, se seca tan rápido cuando sale de nosotros como el amor.
Ah, y aveces parece un moco sind arnos cuenta.

 
A la/s 10/4/08 8:30 a.m., Blogger Onira dijo...

Parece que el canibalismo es algo que no hemos eliminado de nuestra humanidad. Puedes no comerlo pero deseamos llevarnos un pedacito.
Ya quisiera yo conservar un mechón de esos cabellos naranjas, o algo de esa piel blanca y tibia.
Sí, hasta ese tatuaje feo y descolorido que acaricié una vez.

 
A la/s 11/4/08 11:33 a.m., Anonymous thinmar dijo...

depende de que lo quieres llenar. digo, el balde. (esto me pasa por estar enamorado y positivista)

 
A la/s 18/4/08 2:50 a.m., Anonymous Javi dijo...

Hola Sandra.
Eres un poema. Un gusto encontrarte!

 
A la/s 19/4/08 11:56 p.m., Anonymous Anónimo dijo...

Sandra dónde estás?...Qué cielo surcas en este momento? Que no te hallo sobre la tierra?

 
A la/s 21/4/08 11:02 a.m., Blogger Sandra Texeira dijo...

Gracias por todos sus comentarios es como estar acompañada.

 
A la/s 22/4/08 2:06 p.m., Blogger Lemon Guy dijo...

Una vez escribí con sangre te amo ... a el le pareció alucinante ... tenia unos 17 años ... q desperdicio de hemoglobina x dios! jajaja

 
A la/s 28/4/08 11:44 a.m., Blogger Fabricio dijo...

con sangre? mira tu: yo una vez trate de escribirlo con semen, sobre el ombligo de la que era mi chica d toda la vida, pero no me alcanzo! Chessss!

Solo aprendi una cosa: Que todo hace el amor con el silencio.

 
A la/s 29/4/08 5:57 a.m., Blogger María Germaná dijo...

Un relato muy vital y una reflexión sobre el amor.

 
A la/s 3/5/08 8:18 p.m., Blogger Creepie dijo...

Que onda, me encanta tu blog es algo que nunca imagine encontrarme, esta super chido sigue así & espresate...


*creepie*

 
A la/s 11/6/08 5:29 p.m., Anonymous Anónimo dijo...

que asco...

 
A la/s 11/6/08 5:47 p.m., Anonymous Vireuse dijo...

Una vez regalé mi corazón, lo regalé, no exigí nada a cambio sin embargo, me fue devuelto en caja y con lazo, con una nota que decía: La calidad del producto no satisface las expectativas del consumidor, por favor abstenerse de poner en el mercado...

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal