En una jaula de cristal

Siempre he querido escribir un diario, pero con un afán voyeurista. A pesar de ser reservada creo que cuando hay un incendio es bueno echarle un gran chorro de agua, por eso escribo esto como letras arrojadas al viento desde una urna transparente.

domingo, 9 de julio de 2017

Ay, julio

Este ha sido (está siendo) un mes difícil. Creo que los julio siempre me van a tocar así: convulsionados, llenos de mucho trabajo, de celebraciones en medio de la locura, de poco sueño...
No puedo más que darme ánimos para seguir, repetirme varias veces que sí puedo. "Yo puedo hacer eso". "Yo puedo terminar este mes". "Yo puedo cumplir todo lo que tengo que hacer".
Pienso en Enrique, que allá al otro lado está igual de cansado que yo, pero que continúa. Eso me da fuerzas. Me da fe (casi me da ganas de ponerle una tilde impropia a esa "fe", pero es que es una fe grande). Fe en la amistad, fe en que hay bondad y sensibilidad aún, fe en que existe alguien con quien puedo compartir todo eso (incluso las desveladas y trabajos, cada quien lo suyo, en dos casas diferentes, en dos distritos diferentes de Lima).
Veo a mi marido dormir. Parece un bebé grande, enorme, que se queja a ratos y se calma con mi voz. No voy a mentir: odio un poco que él pueda dormir y yo tenga que trabajar. Odio no poder dormir con él amenudo: yo trabajando desvelada, él disfrutando de su buena suerte de poder marmotear todo lo que quiere.
Este no ha llegado como pensé: en la casa nueva, con todo listo y perfecto, con los trabajos del doctorado terminados y dignos de un sobresaliente, con la enfermedad controlada, con el tratamiento a la piel listo, sin dolores menstruales... Este julio está como el anterior... Pero en medio del caos, puedo detenerme un momento a agradecer y ser feliz porque en medio de todo ahora tengo un marido que me hace el desayuno, me levanta cual niña de colegio para ir a trabajar, me trae el almuerzo para que no tenga que salir y no se queda de mi convulsionada vida. Hay mucho que agradecer en medio de la convulsión lo demás se irá ordenando, a fines de julio, tal vez en agosto... Ya se verá...

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal