En una jaula de cristal

Siempre he querido escribir un diario, pero con un afán voyeurista. A pesar de ser reservada creo que cuando hay un incendio es bueno echarle un gran chorro de agua, por eso escribo esto como letras arrojadas al viento desde una urna transparente.

miércoles, 5 de septiembre de 2012

He estado hablando con una amiga muy querida que anda en crisis. Me ha hecho pensar en muchas cosas. Revisar etapas de mi vida, momentos contigo, pensar mucho en lo que sentía, siento, pienso y creo de ti.

Yo creo:
1. Que tú estás más feliz sin mi ahora, estando solo.
2. Creo tú estabas contento de que yo estuviera a tu lado. En realidad: estabas bien conmigo pero estás mejor sin mi.
3. Estar conmigo no te dejaba ser libre, no te dejaba ser tú. Tú me querías, sin duda; hiciste muchas concesiones, cambiaste mucho, te amoldaste mucho a mi, pero francamente dudo de si eso te hacia totalmente feliz o si te hubiese hecho feliz ahora más de diez años después (creo para mí que no).
4. Pienso que la gente puede cambiar pero depende mucho de qué quiera. Tú te querías más a ti y a tu libertad. Creo que no tener que darle explicaciones a nadie es lo que más te gustaba. Creo que poder hacer todo a tu manera era lo que te hacia feliz, en una relación, en una relación conmigo, las cosas no podían ser así.
5.Yo no sé si has obtenido lo que te mereces. No sé si existe la justicia en las relaciones. No sé si todo entre nosotros fue equitativo o correcto. Solo sé que ahora tienes lo que quieres (lo que querías o quisiste en ese tiempo) no sé si eres más feliz pero sí estoy segura de que eso que tienes ahora (tu libertad, tu soledad) es algo más sostenible para ti y sé que tú estás bien.
6. Yo imagino que tú si me quieres todavía (con querer-nostalgia, no así de amor). Imagino que me extrañas, en verdad, ¿a quién no le gusta tener a alguien al lado que te quiera y se preocupe por ti, vea por ti, te apoye, esté contigo, te coloque un poco en el mundo de los mortales? Cómo no me vas a extrañar por momentos si yo era todo eso para ti.
7. No creo que cambiarías tu situación como está. No creo que estarías dispuesto a hacer ninguna concesión más. Creo que estás bien así. Creo que estás tranquilo (no sé si decir contento pero con seguridad sí mucho de contentitud debes tener). No le darías vuelta a la tuerca. No cambiarías las cosas. No volverías conmigo.
8. Creo que eres un hombre para vivir solo, para depender de quien tu quieras o de nadie, un hombre para no formar pareja. O es quizás que no te has enamorado de verdad, de repente en algún momento encuentras a alguien con quien estés dispuesto a amoldarte y que todos tus cambios tengan largo alcance. Quizá solo era que en realidad no era yo, no era yo la mujer. Osea sí, eras tú el que tenía problemas para construir una relación, pero además de eso quizá también haya sido que no era yo esa mujer para ti. Si es así, si en verdad es una cosa de esas, espero que te topes con la mujer te corresponde, con la que te haga dar todos los saltos que no pudiste dar conmigo, con la que además de irte y volver te enseñe que hay sitios donde uno debe quedarse (si quiere hacerlo). Si eso pasa yo seré muy feliz por ti. Yo me alegraré de corazón y siempre te desearé lo mejor.

3 Comentarios:

A la/s 7/9/12 11:39 p.m., Blogger Frankie dijo...

:) Me gustó. Quizá porque también me pasó

 
A la/s 13/9/12 6:53 p.m., Anonymous Sandrita dijo...

ufff nos entendemos entonces :)

 
A la/s 18/9/12 12:58 a.m., Blogger Imberbe_Muchacho dijo...

que fuerte es el amor que tiene que ser olvido, como sea

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal