En una jaula de cristal

Siempre he querido escribir un diario, pero con un afán voyeurista. A pesar de ser reservada creo que cuando hay un incendio es bueno echarle un gran chorro de agua, por eso escribo esto como letras arrojadas al viento desde una urna transparente.

martes, 2 de marzo de 2010

Tu vida puede cambiar en un minuto cuando llegas a tu trabajo prendes el computador y alguien te ha mandado unos mensajes donde reconoces las palabras que amor que alguien te ha dicho a ti. Tu vida puede dar un vuelco, que en un primer momento puedes pensar que es terrible, y así como quien no quiere la cosa pensar que algo ocurrio y despertaste en los zapatos de alguien más.
Tu vida puede cambiar en un minuto cuando encuentras mucha mas mierda debajo de la alfombra y empiezas a preguntarte: "es que todo el mundo me ha estado viendo la cara de cojuda".
Tu vida puede cambiar cuando descubres que te has metido con un cinico profesional, que encima debe ser medio sociopata, porque nadie puede mentir y disimular tan bien.
Al final tu vida puede cambiar y destrozarte el corazón en mil pedacitos, pero la armonia sigue alli, quiza tu vida halla perdido un poco la tranquilidad, pero no la armonía, la fe, la alegría, la esperanza. Nada puede hacer que te pierdas tú. Finalmente es bueno que toda mierda que puede haber habido quede fuera de tu vida.
Finalmente siempre se puede salir y disfrutar del sol e ir pegándose el corazón poco a poco, paso a paso y pensar que hay gente buena, sí, claro que la hay, y que la vida sigue allí y le mundo gira y tú estás en él, gracias a Dios.

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal