En una jaula de cristal

Siempre he querido escribir un diario, pero con un afán voyeurista. A pesar de ser reservada creo que cuando hay un incendio es bueno echarle un gran chorro de agua, por eso escribo esto como letras arrojadas al viento desde una urna transparente.

miércoles, 11 de julio de 2007

Me gusta estar abajo ((El maldito dilema de las relaciones de poder))

Leía el blog de Onira, bonita manera de comenzar la mañana fría de esta Lima a la que recién he vuelto. Onira, tiene una vida muy interesante y un blog que me gusta leer. Una vez me dijo que no nos parecemos mucho, que solo coincidíamos en que a ambas nos gustan los hombres de pelo en pecho (¿a quién no?), pero debo confesar que a una parte de mi también le gustan los hombres que preparan el café.
El caso es que hoy leía el blog de Onira y me acordé de mi querido profesor; así, sin nombre, porque ha habido muchos queridos profesores en mi vida. Muchos profesores y también muchos “maestros”.
Pero tengo una manía, es verdad, y la he tenido siempre, SOY ADICTA A LAS RELACIONES DE PODER. Siempre es el profesor mayor que yo que tiene una inteligencia devastadora o el maestro joven que celebra mis chistes o el que me daba clases particulares de japonés (que era viejo y feo, peo un gran sensei) o el trainer del gimnasio. Sí, me gustan los hombres que me avasallen, que me castren un poco, que estén arriba de mí, a los que pueda mirar para arriba. Tomé plena conciencia de esto cuando me sorprendí mirando a mi jefe con ojos livinidosos, imaginándome la forma y el color de su tatuaje secreto, recordando su manera delicada y fuerte de palmearme el hombre cuando le entregaba un trabajo, cuando borracho en la fiesta de Navidad bailamos una salsa que hasta ahora no me deja dormir tranquila. Allí me di cuenta que estaba jodida, me gustan “mis mayores”. Mi jefe no es especialmente guapo ni interesante ni atractivo, pero es mi jefe y eso me excita y eso basta para que yo sucumba a este maldito círculo vicioso.
Pero también me pasa al revés. También es mi nuevo practicante, ese chiquito tímido, recién salidito de la universidad, menos que yo, con su carita de ángel diabólico, que me dice señorita (aunque le he dicho mil veces que me tutee) y que me mira las piernas con mucho disimulo y me prepara café con devoción. Y nada hay más rico que mirar a mi niño con autosuficiencia y coquetearle cuando me entrega la taza de café y pasarle la mano por el cabellito y decirle: “Nene, qué lindo te ves” y él tímido mirándome debajo de sus lentes y diciendo: “Grashiasss” o nada hay más excitante que en una reunión de la compañía llegue él, canchero, con su ropita nueva y me traiga un trago, se siente a mi lado y me diga: “Aquí sí te voy a tutear, qué linda has venido hoy día”. O sino es el compañero nerd, guapo pero retraído, casi un diamante en bruto, al que le costó tanto invitarme a salir. Y al que es graciosísimo poner nervioso cuando me le acerco un poquito más o cuando lo peino o cuando lo tomo del brazo para caminar en la calle. Me gusta estar arriba también. Me gusta y me seduce que mi poder guste y seduzca a la gente. Qué se le va a hacer, “los que ahora están arriba, mañana estarán abajo”.

13 Comentarios:

A la/s 11/7/07 11:58 a.m., Blogger Giselle Klatic dijo...

Muy entretenido porque una se puede identificar. Es muy cómodo cuando encuentras un texto que puede hablar por ti y expresa sin tapujos todo aquello que uno no se atrevería a decir jamás. Me gusta tu tono confesional y las imágenes que evocas.

 
A la/s 11/7/07 12:32 p.m., Blogger Víctor Coral dijo...

aunque no lo creas, te pareces a muchas feministas en esto (solo que ellas nunca dirían en público lo que tú dices). Chévere tu blog.

 
A la/s 11/7/07 1:47 p.m., Blogger Bombermán dijo...

Cague de risa lo de "diamante en bruto", jajaja.
Kisses.


!D

 
A la/s 11/7/07 3:06 p.m., Blogger Javier Arévalo dijo...

Durante siglos le han preguntado a los escritores ¿por qué? Hoy, que miles de personas escriben in cesar en sus blogs, yo he vuelto a preguntar ¿por qué? La recompensa es un comentario? La recompensa es ese repliegue sobre uno mismo que brota en forma de texto, que acaba siendo despojo, porque la búsqueda se resolvió en el acto de la búsqueda-escritura, y el resto es residuo del acto de escribir?
Yo escribo y me libero de una pregunta, ahora entiendo por què jamás me ha gustado que nadie me diga lo que piensa de un libro mío o de algo que yo haya escrito. Nunca ha sido más claro para mi que escribir es el silencio de la escritura... cómo he podido saltar a este tema, desde el relato rutinarii de una de las formas más comunes del amor... porque no es el amor mi tema, ni el poder, sino la escritura que se habla así misma, sin tema, sin excusa, estèril y ocupada de sí misma...

 
A la/s 11/7/07 3:24 p.m., Blogger mario dijo...

y "diamante en inteligente" HAY!? ;)

 
A la/s 11/7/07 4:38 p.m., Anonymous Anónimo dijo...

JAJAJAJA SOLO PUEDO DECIR Q TANTO UNA INTELIGENCIA DESLUMBRADORA O UN DIAMANTE EN BRUTO SIEMPRE NOS GUSTA TIRAR Y AFLOJAR LA CUERDA...COMO LA PIC DE LA SECRETARIA NOS GUSTA DOMINAR Y SER DOMINADAS.....;)

 
A la/s 11/7/07 7:34 p.m., Blogger El anónimo de siempre dijo...

Electra,

Te envío así mis más cordiales saludos.

Sigmund,

 
A la/s 12/7/07 2:05 p.m., Blogger Bombermán dijo...

O sea Javier Arévalo ni cagando quiere que le respondan.

 
A la/s 12/7/07 7:23 p.m., Blogger Mari dijo...

el que maneja el auto es el que tiene el poder. Eso pienso.

 
A la/s 13/7/07 5:53 p.m., Blogger Bombermán dijo...

Ay Mari qué pesada!!!
Yo no tengo COCHE, ni voy al VOLANTE.
:(

 
A la/s 14/7/07 6:13 p.m., Blogger Jorge Ampuero dijo...

Arriba o abajo da igual
con tal de que estemos juntos...

Besos...

 
A la/s 18/7/07 7:28 a.m., Blogger Onira dijo...

Sí que me has sorprendido.
Casi puedo imaginarte con claridad, disfrutando de tus hombres.
Pensaba que, aunque sea uno de esos que "desean estar arriba", tal vez no hayan notado que tu siempre llevas la delantera. Se siente rico. En especial cuando el compañero nerd ya no pueda soportar la presión del deseo y te "tome" literalmente, por sorpresa, diciéndote.." _¡ahora me toca a mi!" mirándote a los ojos con lujuria...
¿¿Cómo voy a hacer ahora para concentrarme en la oficina?? jajajaj Un gusto compartir deseos contigo....

 
A la/s 26/8/07 12:47 p.m., Blogger Carlos H dijo...

...que bien escribes Sandra, me encantas...pero aun no te imagino

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal